#FuerzaRosa Mitos sobre el cáncer de mama

Hablamos con un especialista en dicha enfermedad, el doctor Fernando Mainero, y esto fue lo que nos contó.
-
Getty Images  -  (Foto: Getty Images)

MITO 1: Cáncer de mama, ¿igual a muerte?

Mucho se habla que si se detecta temprano es más curable el cáncer de mama pero, ¿esto qué quiere decir? Los tumores que midan menos de 2 centímetros y que todavía no se vayan a ganglios (fase 1) tienen un índice de curación de 89 a 90%. Hoy en día, con los métodos médicos que hay, poca gente debería de tener un tumor de más de dos centímetros. El truco está en darle importancia a las reglas que sabemos que existen: autoexploración, revisión médica y estudio de mastografía y ultrasonido cada año.

MITO 2: ¿Estrógenos = cáncer de mama?

Se dice que los estrógenos son malos, es importante decir que todas las mujeres tienen estrógenos. Lo cierto es que:
1.    Es más común el cáncer de mama en mujeres que en hombres.
2.    Cuando se usa la terapia hormonal después de la menopausia, hay un incremento de posibilidades de tener cáncer de mama.
3.    Algunas modalidades que bajan el estrógeno en las mujeres, bajan el riesgo de cáncer de mama.
Los estrógenos son una parte del todo, ¡no el todo! Las tres cosas que tienen que ver con el cáncer de mama son: aspectos de genética, medio ambiente de manera general (lo que se come y cómo se vive) y ciertas sustancias químicas.

MITO 3: Cuando ya tienes cáncer, ¿es mejor quitar el seno?

¡FALSO! Lo importante de la cirugía en el cáncer de mama es quitar el tumor completo. Se puede conservar el seno cuando el tumor no es muy grande. Siempre es mejor conservar seno, desde el punto de vista psicológico, funcional y estético.

Claro que la reconstrucción es maravillosa. Lo que hace el cirujano es una reconstrucción del daño más no un nuevo seno. No se puede lograr la sensibilidad que tiene el seno normal.

MITO 4: La quimioterapia, ¿un grupo de venenos que te van a dar y te van a hacer cosas horribles?

Todo el mundo le tiene miedo a la quimioterapia. La verdad es que en el escenario actual, la mayoría de los medicamentos de quimioterapia tienen una tolerancia mucho mejor a la de antes. Ahora se ponen, junto con la quimioterapia, antídotos para los síntomas que pueden presentar los pacientes.  

El riesgo de sentirte muy mal y de infección es muy escaso en la mayoría de los pacientes. Hoy día el tratamiento es más efectivo y menos tóxico.

MITO 5: Las grasas, ¿el alimento del cáncer?

Parece que esto más que un mito es una realidad. La grasa y la obesidad sí están relacionadas con el cáncer de mama. Se sabe que la obesidad y la ingesta alta en grasas animales puede ser un factor para que haya cáncer de mama.

RECOMENDACIÓN: ¡Cuida tu alimentación! Intenta disminuir tu ingesta de grasas.

MITO 6: Las vitaminas, ¿antídoto para el cáncer de mama?

No existe ninguna evidencia que compruebe que tomar vitaminas disminuya el riesgo de tener cáncer de mama. Claro que las vitaminas son funcionales cuando hay alguna deficiencia, son muy útiles como complemento alimenticio pero no hay evidencia de que disminuya la posibilidad de cáncer de mama.

MITO 7: Alcohol y tabaco, ¿productos relacionados con el cáncer?

¡Esto tampoco es un mito! La ingesta de alcohol y tabaco ha aumentado en nuestro país, existen estudios serios que comprueban que a mayor ingesta de alcohol hay mayor cáncer de mama.
El tabaco está relacionado con muchos tipos de cáncer: pulmón, laringe y también mama.

RECOMENDACIÓN: Evita fumar y tomar alcohol, son sustancias que en lo general no te van a llevar a nada bueno.


MITO 8: El cáncer de mama, ¿un problema de salud para México?

En México no hay estadísticas muy completas del tema. Existen aproximaciones pero no cifras que contemplen todos los casos de cáncer de mama que hay en nuestro país. Aproximadamente se han presentado 15 mil casos nuevos de cáncer de mama en el 2013. ¿Es mucho o es poco? Cuestión de enfoques. En México hay (aproximadamente) 55 millones de mujeres. Si comparamos el número de mujeres con el número de casos, ¿realmente es un problema de salud pública? 
Ahora, si sólo tomamos en cuenta a las mujeres adultas, más o menos hay 35 millones de mujeres adultas y 15 mil casos de cáncer de mama.

Lo que sí es cierto es que cada año aumentan los casos. Es cierto que tenemos menos casos que los países desarrollados pero ha habido un aumento de casos que podrían acercarnos a los números de esos países en no mucho tiempo. ¿Por qué? Las costumbres de la mujer mexicana se están pareciendo a las de las mujeres de países desarrollados. Las mujeres están retrasando el nacimiento de su primer hijo, las mujeres cada vez tienen menos hijos y muchas ya no están amamantando. Las mujeres están fumando y tomando más, factor que también afecta. Y lo más importante, estamos viviendo más. La edad es uno de los factores de suma importancia.

Ahora ve
Fragmentado, la película de terror psicológico más esperada del año
No te pierdas