François-Henry Bennahmias, un hombre con mucha iniciativa

Conoce más a fondo al CEO Worlwide de Audemars Piguet
-
François-Henry Bennahmias,  -  (Foto: François-Henry Bennahmias,)

François-Henry Bennahmias, 48 años, nació en París en donde comenzó su carrera como deportista profesional. Número 25 en el torneo de golf francés, desarrolló un profundo instinto por el desafío, la aventura y la excelencia que caracterizan a un verdadero campeón y el nivel más alto de perfección en cualquier elaboración.

Muy pronto se dio cuenta de que debía emprender un nuevo desafío que le permitiera encauzar su creatividad y en particular en la industria del lujo. Antes de comenzar su carrera en la Alta Relojería; decidió ampliar su experiencia en la industria de la moda de lujo y trabajó en marcas como Giorgio Armani, Gianfranco Ferré, Les Copains, Reporter, Peter Hadley y Vilebrequin.

Empezó su carrera en la Alta Relojería en Audemars Piguet en 1994, en Francia. En menos de tres años, se le designó como director de operaciones de la marca en Singapur y asumió otras responsabilidades para Audemars Piguet en Francia, Alemania, Italia, España, Suiza, Brunéi, Australia y Malasia.

En una charla con Life and Style, François-Henry lo que implica ser un CEO.

¿Cuál ha sido el proceso que han seguido para hacer la transición generacional dentro de su empresa?
Lo importante ha sido mantener el DNA que la compañía siempre ha tenido. Nunca hemos pensado en cambiar en este sentido. Para una compañía como Audemars Piguet, que es pionera en la alta relojería y que siempre ha querido hacer las cosas diferente a las demás, era importante mantener nuestros valores.

¿Cómo le hicieron para asegurar que, aun en un proceso de modernización, conservaran sus principales valores y el sello que los distingue?
Es un trabajo de todos los días. Todos los días les pido que piensen diferente. Si han estado haciendo lo mismo durante años, los reto y les pregunto: “Ya hiciste un reloj increíble, ¿ahora qué vas a hacer diferente el próximo año?”. Nunca debes dejar que la gente se duerma en sus laureles y siempre debes motivar a que piense en el mañana. Todos deben estar en constante movimiento, como un reloj preciso.

¿Cuáles son las nuevas reglas de management que han impulsado al interior de la organización?
Hacer equipo con la gente y agruparlos bajo una sola misión. Es importante transmitirles la cultura de la compañía, dejarles claro hacia dónde va la marca, cómo vamos a llegar a nuestro destino, y sumar a todos al proyecto. Desde el técnico hasta la gente de finanzas y marketing. Somos un solo equipo.

¿Como CEO tienes algún lema que te guste siempre aplicar?
¡Claro! Es un frase muy conocida: “do it or do not, but there’s no try”.

¿Cómo han recibido el cambio los empleados? ¿Se han adaptado fácilmente?
Más que sencillo, ha sido un proceso exitoso. Hemos logrado sumar a cada uno de los empleados de Audemars Piguet. Hemos trabajado con cada líder de equipo para que transmita el mensaje que tiene la dirección con respecto al presente y futuro de la empresa. Es importante esto porque puede haber el riesgo de que a alguien no le quede claro y no lo aplique correctamente. La clave es que todos estemos alineados. No dejamos fuera a nadie del mensaje.

¿Cómo han manejado ante el mercado el cambio de administración? ¿Cómo aseguraron que sus clientes no perdieran confianza en la marca?
Hemos sido consistentes con el mensaje de la marca y la dirección hacia la que vamos. Nuestra comunicación es la misma en todo el mundo, así no dejamos espacio para malas interpretaciones. Por otro lado, no puedes controlar el pensamiento de la gente. No estamos trabajando ciencia exacta, no porque digas algo la gente lo va a entender o seguir tan fácilmente. Toma años de trabajo lograr construir una marca. Por eso, cuando elijes un camino te debes mantener en él y tratar de ser lo más consistente. Si cambias todo el tiempo de rumbo, vas a perder mucha gente en el camino.

¿Cuál ha sido tu mayor reto desde que te convertiste en CEO de AP?
Definitivamente alinear a todos. He querido asegurarme de que cada uno de los miembros del equipo entiendan para que estamos aquí y la meta que queremos alcanzar. Un buen CEO son los que logran “evangelizar” a equipos grandes. Es una cultura que requiere trabajo diario.

¿Cuál dirías que ha sido tu mejor decisión al frente de la compañía?
No cambiar el mensaje con el cual llegué el primer día. Si al día siguiente dices otra cosa, nunca vas a lograr ser líder. Debes ser consistente en tu discurso.

¿Cuál ha sido el consejo más importante que te han dado en el manejo de una compañía?
Diría que “no dar nada por hecho” es un buen consejo. Me lo han dicho constantemente personas que admiro y que han sido mis mentores. Aunque también le doy peso a uno que me dio un amigo: “en cualquier cambio, siempre suma a la gente”. No puedes esperar que la gente cambie con un solo mensaje, debes asegurarte que entiendan las razones de tus decisiones. Así siempre estarán de tu lado.

¿Qué pasa cuando alguien no se quiere sumar?
Tal vez lo empujaría a que no sea parte del equipo. Siempre debes darle oportunidades al equipo, no siempre se entiende el mensaje a la primera, pero si no funciona en el corto plazo, debes separarlo del equipo para evitar que lo contamine.

¿Por qué han decidido entrar al mercado de América Latina? ¿Cuál es su expectativa de crecimiento en esta región?
Hemos invertido por muchos años en Latinoamérica, como pocas otras relojeras lo han hecho. Hemos sido muy exitosos y por eso somos muy respetados en la región. A partir de nuestro crecimiento muchas otras marcas han volteado a la región. Además, como hemos estado en la región tanto tiempo, nos hemos contagiado de su vida. Diría que Audemars Piguet tiene una alma muy latina. Estamos muy felices con nuestros negocios allá, aunque sabemos que tenemos oportunidad de crecer mucho más.

Ahora ve
G Shock festeja su primer año en Cancún
No te pierdas
×