Las siestas no son de flojos

Dormir durante el día también tiene beneficios.
-
Getty Images  -  (Foto: Getty Images)

Dormir es delicioso. Una larga noche de sueño donde realmente descanses es incomparable. Pero, ¿qué opinas de una siesta?
La gente en Europa suele dormir la siesta después de comer, y aunque no lo creas puede ser bueno para tu salud. Un buen “power nap” antes de salir de fiesta también puede alivianar tu noche después de un largo día. Tal vez no dormiste bien y lo que necesitas es una siesta para recuperar fuerzas y regresar a trabajar con todo.

Muchas veces subestimamos el poder de estas, y después de hablar con la Dra. Díaz, queremos explicarte por qué son buenas y necesarias.

Hay algunas cosas que debes considerar antes de decidir si quieres tomar una siesta. Por ejemplo, si eres una persona que sufre de insomnio, dormir una siesta probablemente no sea una buena idea ya que reducirás aún más las horas de sueño que tengas por la noche, y a final de cuentas, son las más importantes para descansar.

El tiempo recomendable para dormir una siesta es máximo 30 minutos, pero puede que te guste dormir una siesta más larga o una más corta.

Una siesta de 10 a 20 minutos es la “power nap” perfecta ya que es el tiempo ideal para devolverle la energía a tu cuerpo. Además, será mucho más fácil que te despiertes después de haber dormido poco tiempo.

Dormir una siesta de 30 minutos puede causar que despiertes sintiéndote cansado y mareado. No es hasta media hora después de despertarte que sentirás los beneficios de esta siesta.

La siesta de una hora es buena cuando necesitas recordar datos, caras y nombres. Aunque también te levantarás cansado, y te costará más trabajo despertarte, llegarás a dormir profundamente lo que ayudará a tu memoria.

Lo que debes recordar es que si duermes más de 30 minutos, aunque existan beneficios, te despertarás más cansado y con ganas de seguir durmiendo, lo que le quitará el chiste a la siesta.

La mejor hora para dormir la siesta es después de la comida ya que relaja los músculos y ayuda a hacer la digestión. Por eso es que después de comer se nos antoja tanto dormir; lo que el cuerpo nos está pidiendo es reposar para reponer fuerzas de manera rápida. Dormir después de las 6:00 pm puede no tener los mismos resultados pues estarás afectando tu horario normal de dormir.

Además de ser buena para la digestión, la siesta tiene otros beneficios para nuestra salud:

   •    Ayuda a relajar, despejar la mente y disminuir el estrés
   •    Estimula la creatividad, aumentando la intuición, la imaginación y la capacidad de resolver problemas
   •    Reduce el riesgo de infartos y enfermedades cardiacas
   •    Ayuda a aliviar tensiones físicas
   •    Motiva las ganas de hacer ejercicio y ayuda a combatir el sobrepeso.

Las siestas también ayudan con el razonamiento lógico, el reconocimiento de símbolos y las matemáticas. De la misma manera, tienen beneficios psicológicos, mejorando tu estado de ánimo y tus emociones.  

Si estás teniendo un mal día, nada te está saliendo bien y estás de pésimo humor, te recomendamos echarte una siesta, aunque sea unos 10 minutitos. Si de plano estás cansado o vas a salir en la noche, también te recomendamos que te duermas. En fin, ya sabes que no te dan ganas de dormir en el día por flojo. Duerme una siesta, verás como mejora tu día.

Ahora ve
Entrevista con Ruby Rose ( xXx: Reactivado, Orange Is The New Black)
No te pierdas
×