#ManualDeCarreño: Edición Año Nuevo

No hagas el ridículo en esta temporada, mejor sigue nuestros consejos.
-
Getty Images  -  (Foto: Getty Images)

1. ¡Cuidado con el consumo de alcohol!

Si es la primera vez que vas a pasar Año Nuevo con una familia que no es la tuya, ¡no te des a conocer por un par de shots! Nada más nefasto que el "plus one" borracho e incómodo. Modera tu consumo de alcohol. Navidad y Año Nuevo no son el tipo de eventos que ameritan que te acabes todas las bebidas de la barra, de hecho, ningún evento lo es.

2. Adiós escotes

¡Cuida tu forma de vestir! Evita que tu familia, o peor aún, que tu familia política te critique el outfit. Opta por un look con el cual no te puedas equivocar. 

3. Para todos hay comida, ¡tranquilo!

Puede ser que seas fan de los romeritos, del bacalao o del pavo que hace tu tía Rosario, ¡no por eso tienes que pedir porción extra! Primero acábate toda la comida que tienes en tu plato, y, si te lo ofrecen, pide más. Obviamente está prohibido pedirle a los anfitriones que te den un poco de pavo para llevar, deja los tuppers en tu casa.


4. Cuida tu vocabulario

Si hablas con muchas groserías, expresiones vulgares o albures, ten mucho cuidado. En Navidad y Año Nuevo hay niños presentes, mujeres y personas que no son de tu entera confianza. No digas cosas fuera de lugar. Pórtate a la altura del evento.

5. Respeta las tradiciones que desconoces

Puede ser que vayas a una casa donde hagan algo que nunca habías visto antes, no te burles. Las tradiciones de otras personas merecen todo nuestro respeto. ¿Te gustaría que alguien se burlara de las de tu familia? 

6. ¡Prohibido tocar!

Muchas señoras y señores dedican todo noviembre y la mitad de diciembre en adornar su casa, por favor no toques los adornos ni te pongas a jugar con los artículos de decoración. En caso de que vayas a ir a una cena donde haya centros de mesa ¡déjalos donde están! Nada peor que pedirlos para llevar.

7. No corro, no grito y no empujo

En la cena pueden haber personas de la tercera edad, niños, personas discapacitadas o adornos muy frágiles, por lo mismo es importante que cuides tus movimientos. A parte de lastimar puedes ensuciar alguna superficie que no se va a poder limpiar, sé considerado.

8. Cumplidos y atenciones

Nunca está demás hacerle un cumplido a la persona que haya cocinado, a la persona que te haya invitado o a la persona que te haya regalado algo. La educación está en los detalles y muchas veces los detalles hacen la gran diferencia.


9. Retírate a una hora prudente, ¡no incomodes!

Seguramente los anfitriones le invirtieron mucho tiempo y esfuerzo al evento, retírate a una hora que no sea imprudente. Se entiende que te estés divirtiendo mucho pero muchas personas tienen pocos días de descanso y los quieren usar para eso, descansar.

10. ¡No toques fibras sensibles!

Navidad y Año Nuevo están llenos de nostalgia, desafortunadamente hay gente que perdió algún familiar en el año o que ha pasado por momentos difíciles, cuida mucho lo que dices y cómo lo dices. 

11. Piensa en los niños, ¡son los que más la disfrutan!

La verdad es que los protagonistas de la Navidad son los niños. ¡Piensa en ellos! Haz dinámicas que los mantengan entretenidos y que ayuden a crear grandes recuerdos. La Navidad se trata de eso: crear momentos inolvidables que queden para siempre en la memoria.


Ahora ve
No te pierdas