Los caprichos más raros de los famosos

Te enseñamos las rarezas más excesivas y excéntricas de las celebridades
-
Instagram: @beyonce  -  (Foto: Instagram: @beyonce)

Son incontables las veces que hemos imaginado las extrañas constumbres de aquellos que se encuentran en lo más alto de la fama. Las cantidades excesivas de dinero se prestan a vicios, caprichos y antojos también excesivos por parte de actores, cantantes o empresarios. Debido a esto, hemos buscado las 6 anécdotas más locas respecto a deseos (casi manías) de algunas celebridades que nos han hecho quedarnos asombrados. Aquí las tienes: 

1. Visitar el Louvre vacío de público

A la pareja más famosa de la música, Beyoncé y Jay-Z, les apasiona el arte. Eso sí, sin aglomeraciones. Cuando los dos cantantes visitaron París debieron pagar una cantidad incalculable para visitar de forma exclusivamente VIP el museo del Louvre, tomándose selfies delante de la Mona Lisa en el proceso. No nos podemos imaginar cuánto debió costar la exclusiva entrada como para dejar a miles de turistas esperando en la puerta.

2. Comprar una cuadra

El creador de Facebook, Mark Zuckerberg, exige vivir con privacidad (irónico, ¿no?). Para ello compró una gran mansión en Palo Alto con las correspondientes cuatro casas colindantes de 23 millones de dólares cada una. Quizás un muro o un seto hubiera sido más económico...

3. Ego demandante

Cuando Kanye West se comparó a si mismo con Dios (de una forma más burda que John Lennon) supimos de inmediato que su ego era enorme. Para contentar al "mejor artista de todos los tiempos" se deben darle toallas de Versacce (de 400$ cada una) y en una ocasión pidió a la BBC que demolieran el estudio del programa donde iba a participar y lo reconstruyeran hasta que le gustara.

4. Reservar el Vaticano

El Louvre no es el único lugar que alguien puede reservar. El cantante y ex niño prodigio de Youtube, Justin Bieber, reservó la sede de la Iglesia Católica para caminar tranquilamente por el lugar. Reservar el estado más pequeño del mundo y la casa del Papa sin turistas cuesta nada más y nada menos que 220,000 dólares.

Leer: Catálogo de tipos de ex-novia

5. Abrir regalos por dinero

El matrimonio Beckham ama mucho a sus hijos. Tanto que unas navidades llegaron a contrartar a alguien durante la noche de Navidad en Madrid para que abriera sus regalos por 2,000 dólares. Un buen precio por una noche de trabajo, aunque no queremos saber la cantidad de regalos que abrió esa persona.

6. El coleccionista de momias

El difunto Rey del Pop, Michael Jackson, llenó Neverland con sus gustos peculiares. El rancho de Jackson estaba lleno de arte egipcio (incluídas momias), figuras de Disney a tamaño real, parque de atracciones, salas de cine o pinturas de escenas bíblicas. Lástima que se derrocara tan delirante lugar.

7. Baños dignos de Cleopatra

La actriz Julia Roberts tiene un capricho casi egipcio a la hora del baño. Sólo se baña exclusivamente con agua mineral e incluso se rumorea que ha tenido discusiones con directores por no querer alojarse en hoteles que no ofrezcan este servicio de terapia.

8. El armador profesional

Lenny Kravitz ha reconocido en más de una ocasión su amor por la marihuana y se llegó a comparar con Bob Marley en cuanto sus hábitos fumadores. Circulaban rumores desde siempre de que tenía contratado un individuo cuya única función era armarle esos cigarros aliñados. Hace poco, confirmó que en sus tiempos de mayor adicción llegó a tener ese empleado.

También podría interesarte

 

Ahora ve
Los mejores momentos de Carrie Fisher
No te pierdas