Churchill descorchó 450 champañas en dos meses

Un nuevo libro relata los excesos y problemas financieros del político británico
-
Shutterstock  -  (Foto: Shutterstock)

El ex primer ministro de Inglaterra, Winston Churchill, alcanzó la fama y la gloria como el indomable "bulldog británico" que dirigió su país a través de los días más oscuros de la Segunda Guerra Mundial. Pero mientras ayudó a ganar la guerra contra los nazis, perdía constantemente la batalla con sus propias finanzas personales, de acuerdo con David Lough, escritor y asesor financiero en Reino Unido.

Lough desgrana los problemas financieros de Churchill en su nuevo libro No More Champagne: Churchill and his Money, que llegará a las librerías en noviembre.

Churchill nació en una familia aristocrática, pero sus finanzas entraron en problemas después de que su padre murió, cuando él tenía 20 años. La carrera de Churchill como oficial de caballería no alcanzaba a costear su estilo de vida, con clubes de polo y uniformes a medida.

A los 24 años, quien ya había sobrevivido al combate en Afganistán, le escribió a su hermano: "La única cosa que me preocupa en la vida es el dinero".

Lough explica que Churchill finalmente ganó mucho dinero a través del fideicomiso de la familia, su trabajo político y sus escritos. Pero vivió constantemente por encima de sus posibilidades.

"Tenía que mantener las apariencias, en parte por sus propias razones psicológicas y en parte por sus ambiciones políticas", señala Lough. "Siempre tuvo un chofer y siempre tuvo un sirviente."

Lough cuenta que Churchill despilfarró sus ingresos en alcohol, apuestas, trajes, puros, criados, un Rolls Royce y su mansión. También perdió el equivalente a 1 millón de dólares (mdd) actuales en el desplome de la bolsa de 1929.

"He asesorado a muchos clientes en mi carrera y nunca me he encontrado a nadie que tomara riesgos de esta magnitud", dijo el autor.

Churchill a menudo estaba ahogando en deudas, pero cada vez que intentaba pagar, sus correrías financieras lo hundían más en el agujero.

Caso ilustrativo: durante un período de dos meses en 1949 se descorcharon en su casa 454 botellas de champaña, 311 botellas de vino y 251 botellas de brandy, ginebra, jerez, oporto y Johnnie Walker Black Label.

Sigue leyendo en CNNExpansión.

Ahora ve
Los mejores momentos de Carrie Fisher
No te pierdas