Las 8 mejores películas de Owen Wilson

Celebramos el 47 cumpleaños del actor con un repaso de lo mejor de su carrera
-
Midnight in Paris (Woody Allen, 2011)  -  (Foto: Midnight in Paris (Woody Allen, 2011))

Texano de nacimiento, Owen Wilson se caracteriza por su asombrosa versatilidad cinematográfica, siendo excelente en sus papeles dramáticos e hilarante en los cómicos. Se trata del niño mimado del talentoso director Wes Anderson y es miembro del Frat Pack con Ben Stiller, Vince Vaughn y Will Ferrell, una pandilla cuyas comedias son éxitos instantáneos en taquilla. 

Es posible que eso de la actuación corra por sus venas, ya que sus dos hermanos, Luke y Andrew, también se dedican a ello y su primo es nada más y nada menos que Jack Black. Aún así, Wilson cuenta con algunas polémicas en su carrera como un intento de suicidio en 2007 que agitó a los medios y del que, afortunadamente, salió ileso.

Hoy, en su 47 cumpleaños, nos hemos propuesto enumerar las 8 películas que han hecho de él un actor valoradísimo en Hollywood. Esperamos que disfrutes de la selección.

Bottle Rocket (Wes Anderson, 1996)

Éste era el debut como director de Anderson y de los hermanos Owen y Luke, y no defraudó. Bottle Rocket es una comedia negra absolutamente genial de principio a fin. Pese a que no fue un éxito en taquilla, los críticos la ensalzaron y el propio Martin Scorsese la mencionó como una de sus favoritas. Esta historia sobre un atraco no podía significar otra cosa que el mejor de los auspicios para el actor güero.

 

Zoolander (Ben Stiller, 2001)

Una de las comedias más geniales hechas en las últimas décadas, la rivalidad (y posterior amistad) entre los topmodels masculinos Derek Zoolander y Hansel constituye el centro del filme. Gags magníficos, infinidad de cameos y un tono satírico y absurdo hacen que el actor sea inolvidable en esta película. Sobre todo teniendo en cuenta que su personaje representa a aquellos ricos místicos con poco cerebro de forma demasiado fidedigna. Dentro de poco podremos ver una secuela que esperamos que esté al nivel de la original.

 

Meet the Parents (Jay Roach, 2001)

Podríamos considerar esta película como esencial de los dos miles y marca otra rivalidad fílmica con Ben Stiller que en este caso no acaba tan bien. En la cinta, Wilson interpreta al exnovio exitoso de la pareja de Greg Focker (Stiller) y éste, comprensiblemente, lo odia. Además, tampoco ayuda que el padre de la susodicha (Robert De Niro) lo use como ejemplo todo el rato. Uno de los personajes más recordados del actor debido al gran éxito de la película.

 

The Royal Tennenbaums (Wes Anderson, 2002)

Suponemos que cuando el actor escribió el guión junto con Anderson, se reservó un papel perfecto para él. Un escritor drogadicto inspirado en Cormac McCarthy que quiere ser un Tennenbaum más. Un personaje excéntrico que tiene un affaire con Margot Tennebaum (Gwyneth Paltrow) y que protagoniza los momentos más inexplicables que suceden en el filme.

Leer: DiCaprio y otros 9 actores que merecen un Oscar

Life Aquatic (Wes Anderson, 2004)

Su siguiente papel con Anderson viró hacia un terreno más sentimental, interpretando al hijo perdido de Steve Zissou (Bill Murray) en el curioso homenaje a Jacques Cousteau de su eterno amigo y director. Una mirada más a la familia disfuncional por parte de Wes Anderson que se intercala con la eterna búsqueda del mítico tiburón leopardo. 

 

Fantastic Mr. Fox (Wes Anderson, 2009) 

Aparte de protagonizar Cars de Pixar, el actor incursionó antes en el género de animación en un papel menor en esta película de stop motion con un papel de secundario. Su Coach Skip, un armiño albino y ágil, forma parte del equipo ensamblado de Mr. Fox (George Clooney), junto a otros animales con voces tan conocidas como las de Bill Murray, Jason Schwartzman, Meryl Streep, Adrien Brody o el propio Wes Anderson

 

Midnight in Paris (Woody Allen, 2011)

Cuando el dedo de Woody Allen te señala como protagonista de su próxima película, sabes que estás haciendo algo bien. Un guionista americano en crisis que viaja en el tiempo hasta el París de los años 20 para toparse con Dalí, Hemingway, Buñuel, Man Ray y otra infinidad de artistas de la generación perdida o el surrealismo constituye el eje central de esta película. Sin duda, uno de los personajes más adecuados para el texano y uno de los papeles por los que se le recordará.

 

Inherent Vice (Paul Thomas Anderson, 2015)

Su último papel en la gran pantalla ha sido en la última obra de uno de los mejores directores vivos. Ayudando a Joaquin Phoenix a resolver un absurdo e intrincado caso en el San Francisco de los 60, queda demostrado que su presencia no es nunca un accesorio. Además, embarcarse en un proyecto tan complejo como adaptar la obra de Thomas Pynchon al cine requiere agallas.

También podría interesarte

Ahora ve
No te pierdas