Spike Lee lidera las denuncias raciales a los Oscar

Por segundo año consecutivo, #OscarsSoWhite denuncia la falta de afroamericanos nominados
-
Spike Lee en la pasada ceremonia de los Governors Awards  -  (Foto: Spike Lee en la pasada ceremonia de los Governors Awards)

El debate de este año sobre el exceso de nominados "blancos" en los Óscar (#OscarsSoWhite) destaca una vez más y evidencia los problemas raciales en Hollywood.

Por segundo año consecutivo, no se nominó a personas que no fueran blancas para ninguna de las categorías importantes de los Premios de la Academia, por lo que las redes sociales reaccionaron y continuaron la campaña #OscarsSoWhite del año pasado con la etiqueta #OscarsStillSoWhite.

También hubo personalidades indignadas. El cineasta Spike Lee y la actriz Jada Pinkett Smith dijeron que planean boicotear la premiación de este año y los fans los han respaldado.

La composición de la Academia, organismo que decide quiénes serán los nominados y los ganadores, ha sido un punto de discusión desde hace tiempo ya que no refleja la diversidad de los cinéfilos. Según un estudio de 2014 (PDF), el 25% de los cinéfilos es hispano, el 10% es negro y el 9% es asiático o de otra raza.

La Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas se compone por más de 7,000 personas que trabajan en el sector fílmico. Según su sitio web, los individuos no pueden ser miembros sin contar con "el patrocinio de dos miembros de la Academia pertenecientes a la rama en la que el candidato quiere que lo admitan". Los nominados al premio no tienen que contar con un patrocinio, ya que se los toma en cuenta automáticamente para recibir una membresía.

"Los nominados y los candidatos patrocinados se sujetan a la revisión de las comisiones de cada rama y la Junta de Gobierno de la Academia toma en consideración a los miembros recomendados", según el reglamento. "La Junta decide qué individuos recibirán una invitación".

En 2012, un estudio del diario estadounidense The Los Angeles Times reveló que "quienes votan para los Óscar son casi 94% caucásicos y 77% varones", mientras que los "negros conforman alrededor del 2% de la Academia y los latinos menos del 2%".

"Quienes votan para los Óscar tienen una edad promedio de 62 años, según el estudio", se lee en el artículo. "Las personas menores de 50 años constituyen apenas el 14% de la membresía".

Ese mismo año, en un estudio de la Escuela de Derecho de la Universidad de California en Berkeley, titulado Not Quite a Breakthrough: The Oscars and Actors of Color, 2002-2012 (No es del todo un gran avance: Los Óscar y los actores de color, 2002-2012), examinaron al sector desde 2002, que se considera un gran año porque Halle Berry y Denzel Washington ganaron el premio a la mejor actriz y al mejor actor.

En el estudio se descubrió que, aunque se esperaba que hubiera más diversidad después de ese momento histórico (en ninguno de los años anteriores había habido dos afroestadounidenses que triunfaran en la categoría de actuación), la realidad fue muy diferente. "A diferencia de sus colegas blancos, los actores negros ganadores y nominados al Óscar hacen menos películas al año después de sus nominaciones", según el estudio; "es menos probable que los actores negros ganadores y nominados al Óscar reciban nominaciones subsiguientes, a diferencia de sus colegas blancos".

"La Academia debería crear un grupo de trabajo para examinar los procedimientos respecto a su membresía y tomar medidas para que se incluya más a las personas de color y a las mujeres", escribieron los autores del estudio. "En vista de que la membresía es excluyente, la postura pasiva de la Academia frente a la diversidad es inadecuada".

Parece que hasta ahora, las cosas no han cambiado mucho.

Sigue leyendo en CNNExpansión.

Ahora ve
Este es el porno que le gusta a los mexicanos
No te pierdas
×