7 pasos para iniciar tu propio negocio con éxito

Guía rápida para emprendedores sin miedo al fracaso
-
Joy (David O. Russell, 2015)  -  (Foto: Joy (David O. Russell, 2015))

Miedo, inseguridad, desconfianza, desconocimiento, dudas. Esos son algunos de los sentimientos que nos invaden cuando pensamos en emprender nuestro propio negocio. Son muchos los impedimentos pero también muchas las recompensas de "ser nuestro propio jefe".

Las motivaciones que tengas para emprender pueden ser muchas: mayor libertad, ofrecer un servicio que va a ayudar a más personas, convertirte en generador de empleo, mejorar el mundo, canalizar tu creatividad, no tener límites en tu crecimiento personal.

Pero los motivos no siempre son suficientes. Hay que planear, conseguir inversión, hacer estudios de mercado y un largo etcétera. Es por eso que entrevistamos a la especialista en finanzas personales, Sonia Sánchez-Escuer, fundadora y creadora del blog Blogylana para que nos dé sus recomendaciones de cómo iniciar tu propio negocio con éxito.

1. ¿A quién voy dirigido?

Una de las cosas más importantes en el momento en que decides emprender tu propio negocio es responderte: ¿a quién quiero servir? ¿Cuál es el público al que le quieres ofrecer tu producto o servicio? ¿Qué servicio o producto vas a ofrecer? ¿Cuál no existe o, en caso de existir, cómo puedes ofrecer un diferenciador que lo haga mejor? Y, todo ello, enfocarlo lo más que puedas. No todos podemos ser WalMart de inmediato, y ofrecer todo a todos, así que tenemos que acotar a nuestro público lo más posible. No sólo pensar en que irás dirigido a hombres en general, sino ponerle nombre y apellido y decir: quiero dirigirme a hombres solteros que trabajan en cierta zona y que reciben aproximadamente X de ingresos mensuales. Mientras más enfocado sea tu servicio, más exitoso será.

2. Clávate en tu Plan de Negocios

Tener una planeación correcta te permitirá una mejor estrategia y mayores posibilidades de éxito. ¿Quién es mi público, quién es mi competencia, cuánta inversión necesito, quiénes serán mis proveedores, necesito empleados, etc? Conocer todos los detalles y, sobre todo, ponerlos en papel y no sólo dejarlo en tu cabeza, es fundamental para que tu negocio tenga más posibilidades. Lo que genera que empieces a poner en papel todo esto es que, entre más escribes, más investigas y más grande se te hace el panorama de todas las implicaciones a las que tendrás que enfrentarte. El plan de negocios te va a forzar a quitar la parte idealista y enfocarte en la realista.

3. Sigue planeando: ahora el Plan Financiero

En un negocio lo más importante es ver todas las aristas y posibilidades, entre más planes mayores oportunidades tendrás y, para ello, desarrollar un buen plan financiero será de suma importancia. Una de las principales recomendaciones es tratar de evitar el crédito al máximo, para no abrir tu negocio y ya tener deudas. Para ello es importante entonces saber: ¿cuánta inversión necesito; cuál será el costo de apertura; necesitaré empleados; un abogado laboral para no tener sorpresas con esos empleados; cuál es mi costo de producción y reabastecimiento; cuánta renta pagaré o será un negocio en línea? Todo ello para intentar llega con la cartera sana. Por suerte, ya hay mucha información sobre finanzas personales que te puede ayudar. Ejemplos: el Museo MIDE ofrece muchos talleres, hay cada vez más blogs y páginas que te ayudan, plataformas de ahorro e inversión que te pueden apoyar para contar con el capital necesario, etc.

4. ¿Qué necesito para abrir mi cortina?

Una vez que nos hemos metido a las entrañas de los pasos previos para abrir nuestro negocio llega el momento final de saber qué necesito para ya abrir mi cortina. Y para ello es necesario pensar y comparar quién es el mejor proveedor tanto en tiempos de entrega, como en calidad y precio. Saber, si vas a desarrollar una app o quieres empezar una start up, a qué especialistas puedes consultar. Si serás una consultoría, saber si necesitas oficinas y el plan de marketing para hacerlo y darte a conocer, etc. Tener muy claras todas las necesidades y cómo las vas a satisfacer, antes de abrir finalmente.

Leer: 6 hábitos que te están alejando de hacer una fortuna

5. El Fondo de Emergencia

Todo buen emprendedor debe tener un buen fondo de emergencia. Por más que hayas planeado y que tengas claro que tu famoso punto de equilibrio, donde tus ingresos cubren tus costos, llegará en determinado tiempo, siempre puede haber un imprevisto y para ello necesitarás tener siempre un fondo de emergencia. Lo importante de este fondo es que impedirá que si las cosas no van como lo planeaste, en vez de endeudarte recurras a este fondo. Las deudas siempre serán peligrosas, pues los pagos con los bancos son inaplazables, y los intereses te pueden comer. Por ello siempre ten un Plan B.

6. Sé muy meticulosos y disciplinado

Entre más meticuloso y disciplinado seas con los gastos, mayor éxito tendrá tu negocio. Para ello ya puedes usar muchos tipos de software que te puede ayudar con tus inventarios. Llevar un buen registro de gastos y costos, de lo que entra y sale, te permitirá mejores márgenes de maniobra. Tener muy claros los costos de producción, lo que se vende, lo que se queda, lo que no se está vendiendo, los costos de la materia prima, el momento en que puedes poner una oferta, etc. Todo ello te ayudará a mantenerte siempre al corriente de tus costos y beneficios. Además, cuando tienes este control también te será mucho más fácil corregir el camino si es necesario.

7. Crea sistemas

Una vez que logras echar a andar tu negocio, parte fundamental que siempre tienes que tener presente desde antes, durante y después de tu apertura es: cómo vas a lograr crear un sistema para tus procesos de venta o inventario o marketing. Es decir, que tú como emprendedor logres irte alejando lo más que puedas de los detalles específicos y que puedas ver, cada vez más, la película desde afuera para que, a partir de ahí, te concentres en una estrategia de crecimiento y que la gente que se quede a cargo de lo que antes tu hacías, lo realice sin problema porque todo estará establecido en el sistema. Ten en mente siempre implementar y mejorar tus sistemas de cobro, de fabricación, de servicio al cliente, etc. Entre más claros y específicos sean los procesos, más fácil será hacerse cargo de ello y concentrarse en los planes de crecimiento.

También podría interesarte

Ahora ve
Chumel Torres confirma segunda temporada con HBO
No te pierdas