15 cosas que te harán ser más agradable a las personas

Dar una buena primera impresión siempre es importante, pero también dice mucho el cómo te comportes
-
nightmanager  -  (Foto: The Night Manager (BBC One, 2016))

Puede que sientas que eres una persona agradable. O no. Sin embargo, existen ciertos detalles que debes cuidar a la hora de conocer a una persona (o personas) por primera vez. A propíósito de esto decidimos enlistar las 15 cosas que te harán ser más agradable a las personas:

1. Haz contacto con los ojos

Cuando hables con alguien, míralo directamente a los ojos, ya que es sinónimo de seguridad. Lo mismo sucede cuando te están hablando, pues al ver a tu interlocutor mientras conversas, refleja que le estás poniendo atención.

2. Guarda tu celular

Si estás en medio de una conversación, no saques el celular a menos que sea meramente necesario, ya que si decides tenerlo en tu mano todo el tiempo darás la impresión de que no estás poniendo atención y que no te interesa lo que el o los otros están diciendo, o del tema del que están hablando.

3. Dirígete a la gente por su nombre

Sabemos que es difícil memorizar el nombre de todos los que conoces, sin embargo, si logras relacionarlos con cosas o amigos te será más fácil aprenderte cómo se llaman. Al hacerlo y hablarles por su nombre, crearás un lazo de confianza y al mismo tiempo darás la impresión de haber prestado atención.

4. Sonríe

No importa si eres serio, al momento de presentarte, siempre sonríe. Esto te convertirá automáticamente en una persona fácil de tratar y además, serás agradable a los demás.

5. Da un fuerte apretón de manos

Cuando saludes, hazlo apretando ligeramente la mano del otro, ya que darás la impresión de seguridad, confianza y que dominas la situación.

6. Escucha

No es lo mismo oír que escuchar. Ésta última es realmente prestar atención, procesar en tu cerebro lo que estás oyendo y dar una respuesta adecuada cuando sea el momento de intervenir o el interlocutor espere una respuesta tuya.

7. Reconoce las cualidades de los otros

Una cosa es halagar pequeñas cosas en ciertos momentos, y otra es que te excedas en ello. Es bueno cuando reconoces las habilidades y actitudes de otros, pero siempre con medida y en la oportunidad indicada.

8. Aprende a aceptar un cumplido

Si tú halagas a alguien, también es bueno que sepas cómo responder cuando alguien te dice que "eres bueno en tu trabajo" o "que te ves bien". La actitud y seguridad lo son todo.

9. Si alguien es interrumpido, pídele que continúe

El escuchar conlleva a prestar atención y, si estás en grupo, es importante que te centres en lo que una persona está diciendo y le des continuidad si es interrumpida, ya que esto emite el mensaje de que te importa lo que está diciendo.

10. Haz que todos se sientan incluídos

El truco está en que cuando hables, no te dirijas a una sola persona, mira a todos en varias ocasiones, habla con voz clara y fuerte, pues así mantendrás la atención de todos y los harás sentir importantes.

11. No te quejes

Sabemos que es cansado estar escuchando la misma historia -o queja- todo el tiempo. Si te incomoda algo hazlo saber de una forma diplomática, pero sobre todo, en el momento adecuado, ya que si constantemente te quejas con todos lo único que lograrás es alejar a todo aquel que se encuentre a tu alrededor.

12. Cuenta alguna anécdota

Y por ella no decimos que cuentes cosas vergonzosas, sino historias hilarantes, amenas, que den un mensaje de aprendizaje. Y si no tienes una buen acontecimiento que contar, entonces tal vez puedas rememorar algún libro, película o serie. Siempre es bueno tener un as bajo la manga.

13. Pregunta cosas específicas

Lo que sucede con las preguntas generales es que normalmente tienen dos respuestas: "Sí" o "No". En cambio, si haces una pregunta de algún tema en especial, la respuesta será mucho más amplia, concisa, y mostrarás que lo que estás oyendo te importa. Pero además, harás ver que tu conocimiento o deseo de conocer es amplio.

14. No saques conclusiones antes de tiempo

Si tu jefe te llama a su oficina y lo primero que piensas es que te despedirá entonces algo estás haciendo mal. Puede que te hable de algún viaje o alguna promoción y, si entras desanimado o molesto, existe la posibilidad de que se arrepienta de su propuesta.

15. Cuida tu lenguaje corporal

La comunicación no verbal lo es todo. Desde cómo te paras, cómo caminas, cómo das un apretón de manos, a dónde se dirige tu mirada, cómo tienes tus manos, todo, todo cuenta. Por ejemplo, si estás en una entrevista de trabajo y te cruzas de brazos, das la impresión de poner una barrera; si mueves el pie o las manos mientras tu entrevistador habla, das la impresión de que no te importa o que estás aburrido; si no lo miras a los ojos, es exactamente el mismo mensaje, y puede que no consigas ese puesto que quieres por estas actitudes.

También podría interesarte

 

Ahora ve
Conoce los detalles de \"La Bella y La Bestia\"
No te pierdas