Manejar en el tiempo

Una cámara análoga fue nuestra arma para seguir al equipo Tag Heuer en la Carrera Panamericana
-
Fotografías de Adrian Meadland  -  (Foto: Fotografías de Adrian Meadland)

“Tal vez es cursi, pero te sientes parte del coche. Cada acción tiene un impacto. Si cometes un error, el coche lo replicará. No se te perdona nada, pero es el doble de gratificante”, asegura Jerome de Sadeleer al hablar del Ford Falcon 1965 que maneja. “Se trata realmente de conducir”, añade su copiloto y su pareja, Caroline-Christine Wilhelm. Con apenas 25 años, son el equipo más joven de la XXVII Carrera Panamericana.

Él, suizo, y ella, alemana, compiten en el equipo TAG Heuer. Durante la carrera cruzarán ocho estados en siete etapas, con salida en Veracruz y meta en Durango. Sus contrincantes en la categoría Histórico C serán Ford Mustangs, Chevrolet Camaros y Mercedes-Benz construidos en los 60 y los 70, mientras que sus compañeros de equipo competirán con un flamante Studebaker negro de 1953, en la categoría de Turismo Mayor. Al volante de este bólido está ni más ni menos que el ex piloto de Fórmula 1, Érik Comas con Isabelle de Sadeleer (madre de Jerome) como copiloto.

Juntos prevén alcanzar vertiginosas velocidades arriba de los 200 km/h en autos que ahora son leyendas. “Es una de las mejores experiencias de conducción”, declara  Jerome, deseoso de sentir el rugido del motor V8 a máxima velocidad. “Es una de las carreras más peligrosas del mundo y merece todo mi respeto”, asegura su pareja quien, por su parte, siente que esta competición fortalece los lazos entre los participantes: “Hay tanta confianza y colaboración con el otro durante la carrera, que caes en la cuenta de que estás compartiendo tu vida, algo que tendemos a olvidar”.

Quizá por eso Jerome y Caroline han decidido enfocar su vida diaria como una competición: “Debes ser disciplinado y atento”, dice él. Ambos trabajan en compañías de consultoría y encuentran un gran paralelismo entre ambas facetas de su vida. Además, aseguran que con la adrenalina sólo duermen seis horas por noche, pero, aun así, se sorprenden ante México: “Es increíble lo bonito de este lugar”, afirma.

El toque vintage

Para lograr ese efecto retro, utilizamos una cámara antigua y un sistema de revelado tradicional, además de un lente de mucha calidad.

También te podría interesar:

 

Ahora ve
Conoce los detalles de "La Bella y La Bestia"
No te pierdas
×