8 cosas que no sabías sobre Mercedes-Benz

Repasamos las curiosidades históricas de la prestigiosa marca alemana de automóviles
-
Mercedes Clase S 600 Pullman Guard (Mercedes-Benz)  -  (Foto: Mercedes Clase S 600 Pullman Guard (Mercedes-Benz))

Una estrella de tres puntas que significa lujo y poder es altamente reconocible en todas las carreteras del mundo.La marca Mercedes-Benz lleva 132 años brindando lo mejor en automóviles desde su sede en Stuttgart, tanto para la ciudad como para el circuito de F1. Con una historia tan larga, más larga que la de cualquier otro fabricante, es normal que la compañía albergue datos curiosos que tal vez resultan desconocidos. Es por ello que hoy te develamos siete cosas que nos siguen sorprendiendo sobre la historia de la marca.

1. La fusión de dos titanes

Los dos inventores del motor rápido en el s.XIX dieron como resultado tan excelente compañía. La unión de fuerzas de Gottlieb Daimler y Karl Benz con sus respectivas Daimler-Motoren-Gesellschaft (DMG) y Benz & Co. dieron luz a la prestigiosa Daimler-Benz en 1883.

2. Un auto con nombre de mujer

Aun así, mientras Benz permaneció fiel a su nombre, Daimler realizó un cambio importante a principios del s.XX. El nombre Daimler había sido vendido a empresas exteriores e implicaba problemas legales con Inglaterra. Cuando el distribuidor austríaco Emil Jellinek propuso cambiar el nombre ahorró muchos problemas a los fabricantes. Su hija, a quien ponía a nombre de las transacciones, fue la inspiración para este cambio con fecha de 1902. Lo más curioso de todo es que pese a que todo el mundo la llamaba Mercedes, la hija del empresario se llamaba Adrienne Manuela Ramona Jellinek. Pese a eso, el empresario obtuvo permiso para cambiar su apellido a Jellinek-Mercedes en 1903.

3. La primera conductora

Como muchos podríamos pensar, la primera persona en conducir un auto de la marca en 1888 no fue un hombre. La esposa de Benz, Bertha, fue la afortunada en probar el primer vehículo de la marca. Decimos vehículo porque el Benz Patent-Motorwagen se parecía más a un carro tirado por caballos que a un auto. Con tres ruedas alcanzaba la vertiginosa velocidad (para la época) de 17 km/h.

4. Perfección alemana

La constante exigencia para alcanzar una calidad soberbia se ve manifiesta en el lema de la empresa. Este es Das Beste oder nichts que en alemán significa "El mejor o nada". Unos estándares, como podemos ver, altísimos.

5. La estrella de tres puntas

El lema no es el único signo distintivo de la marca. El más reconocido, el escudo con la estrella de tres puntas, encierra una curiosa historia. Gottlieb Daimler la utilizó por primera vez para marcar su casa. Sus hijos, entusiasmados con aquel símbolo le insistieron para que lo utilizara como emblema de Mercedes-Benz. En junio de 1909 el ingeniero registró la estrella de cuatro puntas y la de tres para acabar utilizando la segunda. La simbología de ésta implica "por tierra, mar y aire", el objetivo último de la motorización universal. Es por eso que la marca construyó motores de aviones y zepelines durante el nazismo. De hecho, estando en el bando alemán brindó a altos mandatarios alemanes y hasta al mismísmo Adolf Hitler su modelo descapotable 770.

6. Modelos cartesianos

La rígida disciplina alemana se aplica desde hace más de un siglo a los nombres de modelos. Cada uno de las clases encierra un significado, así CL significa Gran Turismo o C para Coupé. Además el número de tres cifras es una centésima de la cilindrada en cm2. Esta denominación se aplica desde 1993 y tenenemos como excepción la clase S que significa Sonderklasse o "clase especial", usada para denominar a la gama más alta de Mercedes.

7. Invención del airbag

El 23 de octubre de 1971, Mercedes-Benz registró la patente número DE 2152902 C2, popularmente conocida como airbag, un sistema que protegía a los ocupantes de los vehículos de impactos frontales en caso de accidente. El desarrollo se había iniciado en 1966, y el primer test práctico se realizó en 1967. El primer airbag de serie se instaló en el Clase S W126 de 1981.

El proceso de desarrollo se había iniciado en los Estados Unidos, ya que las autoridades exigían un mejor sistema de retención. Mercedes apostó por el airbag como complemento perfecto para el cinturón de seguridad, considerando que éste sólo funcionaba si el conductor se lo ponía, mientras el airbag actuaría independientemente de la concienciación del conductor.

8. El coche más caro del mundo

No es de extrañar que, aparte de ser el auto papal de Francisco con el clase G, la marca tenga en su haber uno de los modelos más costosos de todo el mercado. El Clase S 600 Pullman Guard es el sedán con mayor precio, incluso superando al más caro de los Rolls-Royce. Para poder disfrutar de esta limosina con techo panorámico debes pagar un precio aproximado de 1 millón de dólares. Sin duda, este modelo es el colofón del espíritu lujoso de la marca.

También podría interesarte

Ahora ve
No te pierdas