Red Bull invade el Zócalo del DF

El equipo Infiniti Red Bull Racing nos da un aperitivo de la mejor F1 en el centro de México
-
Fotografías cortesía de Gillette e Infiniti Red Bull Racing  -  (Foto: Fotografías cortesía de Gillette e Infiniti Red Bull Racing)

El regreso de la Fórmula 1 a México a principios de noviembre será sin duda el acontecimiento deportivo del año. Ante la expectación y para calentar un poco más el ambiente, el equipo Infiniti Red Bull Racing trajo a México tres de sus monoplazas F1; específicamente de la serie RB7 que llevaran en 2011 al equipo al campeonato mundial de constructores y de pilotos con Sebastian Vettel.

La fantasía de correr autos de competencia en las calles siempre salta en la mente mientras uno está atorado en medio del intenso tráfico tan típico de aquí y en este caso se hizo realidad.

El Zócalo de la ciudad se convirtió en pista de carreras el sábado para que los pilotos titulares de Infiniti Red Bull Racing demostraran la velocidad y furioso sonido de los motores F1 y formalizaran su alianza con Gillette. De hecho, los llevaron tan cerca del público como les fue posible y en realidad estaban mucho más cerca de lo que los podremos ver en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

Leer: Entrevistamos a Daniel Ricciardo, el prodigio de Red Bull

Los pilotos Daniel Ricciardo de Australia y Carlos Sainz Jr. de España se mostraron felices de estar en el Distrito Federal y estuvieron muy cerca de sus fans. Entre las salidas con los F1 demostraron los potentes Infiniti Q50 Hybrid, dejando claro que el conducir un auto ecológicamente viable no tiene porqué ser aburrido.

Acompañando a los Fórmula 1 estuvieron los autos Renault Twizy 100% eléctricos y los Alpine y Renault clásicos del Club Alpine de México, rociando de nostalgia a todos los espectadores; que además disfrutaron de un gran ambiente y un clima muy apacible.

El cierre estuvo a cargo de Tavo Vildósola, único mexicano ganador de la Baja 1000, legendaria carrera por el desierto de Baja California, con su espectacular Trophy Truck de 1000 caballos de fuerza. El piloto derrapó a placer y se unió a la ceremonia de donas celebratorias iniciadas por los Red Bull Fórmula 1, los cuales se unieron a la Trophy Truck para cerrar en forma espectacular.

Si este fue el aperitivo de la F1, ya nos urge por que llegue el mes de noviembre.

También podría interesarte

Ahora ve
No te pierdas