El piloto automático de Tesla se cobra la primera víctima

El Model S de Joshua Brown chocó contra un camión en Florida con consecuencias mortales
-
Cortesía Tesla  -  (Foto: Cortesía Tesla)

Para los amantes de la tecnología y el mundo automotriz, la carrera por el coche autónomo es uno de los actuales hits. Con dos claros protagonistas, Google y Tesla, y un tercer implicado, Uber –de la mano de la Carnegie Mellon University–, la promesa de autos que se manejan solos es cada día que pasa un poco más real. Tan real que, lamentablemente, ya se ha cobrado una primera víctima

Según información hecha pública este jueves, el pasado 7 de mayo Joshua Brown, propietario de un Tesla Model S, perdió la vida cuando su coche, que tenía el piloto automático en marcha, se metió debajo del remolque de un camión en una carretera de Florida. Al parecer, el auto no detectó al camión –se habla de su color blanco en un día muy luminoso como posible factor determinante– cuando éste giró a la izquierda, terminó enganchado debajo de la carga y, luego, siguió hasta chocar con una valla. Según el conductor del camión, el auto iba a gran velocidad y no frenó.

Usualmente el auto desactiva el piloto automático cuando detecta una situación que requiera que el conductor maniobre y nunca permite que el piloto no tenga las manos sobre el volante, activando una alarma si las quita al tiempo que frena paulatinamente

Ahora se abre un proceso complejo tanto para Tesla, que tendrá que analizar qué ocurrió exactamente, como para las autoridades, ya que existe un vacío legal al respecto por falta de precedentes.

De momento, la compañía californiana liderada por Elon Musk ha emitido un comunicado lamentando lo ocurrido que puedes leer aquí.

Joshua Brown era un amante del coche eléctrico y un aficionado fiel a la marca que puso a prueba en muchísimas ocasiones su piloto automático para grabar videos que luego subía a su canal de YouTube, donde siempre defendió su utilidad y seguridad

Según Tesla, es la primera muerte en más de 209 millones de kilómetros con el piloto automático activado, cifra que contrasta con la media cuando conduce un ser humano: una muerte por cada 96 millones de kilómetros.

También podría interesarte

 

 

 

Ahora ve
Chumel Torres confirma segunda temporada con HBO
No te pierdas