El Beetle más rebelde la historia

El legendario modelo de VW se ha diversificado: el Dune presume un estilo retro y rudo, además de una mecánica deportiva...
 Cortesía de la marca
Beetle Dune   Cortesía de la marca

Siempre que se habla de autos —en cualquier ámbito— sale al tema el “Vocho”. ¿quién no se ha subido a uno o incluso aprendió a manejar en esta leyenda alemana? hoy, su espíritu vive en el VW Beetle Dune 2016.

El arraigo del vocho en nuestro país es tan profundo que se continuó fabricando —en México y, exclusivamente, para México— hasta inicios de este siglo. Era evidente que existían tecnologías mucho más avanzadas de las que se aplicaban en el modelo insignia de Volkswagen, así como vehículos más seguros y con mayor espacio interior, pero, durante generaciones, la frase fue la misma: “Si quieres que tu auto no falle, cómprate un vocho”.

Sin embargo, con la disminución en la demanda, en marzo de 2003 se anunció el final de su producción. Desde luego, Volkswagen no podía dejar morir el modelo que en una encuesta de 1999, realizada en Las Vegas con especialistas internacionales, quedó en cuarto lugar como el automóvil más influyente del siglo XX. Con el boom por lo retro, la firma tomó la decisión, en 1997, de lanzar el nuevo Beetle, de líneas modernas pero con un aire nostálgico, para pasar la estafeta generacional.

Tengo que confesar que yo pertenezco a esa generación que manejó primero el nuevo Beetle que el original Volkswagen Sedán. Así que mi primera experiencia con el vocho fue apenas hace un par de años y, finalmente, pude entender por qué la gente le tiene tanto cariño al pequeño escarabajo.

En su nacimiento, el debutante auto fue llamado simplemente New Beetle. En 2011, evolucionó a la actual generación conocida, simplemente, como The Beetle. Rápidamente se volvió un favorito entre los consumidores, especialmente en el sector femenino gracias a sus apariciones en videos de Mandy Moore y Britney Spears —según me han contado, ¡ja!—. Este año, Volkswagen sorprendió con una gran noticia: ya está disponible la versión especial conocida como Beetle Dune, basada en aquel concepto que presentaron en el Autoshow de Detroit 2014 y que rinde homenaje a los clásicos buggy que por tanto tiempo utilizaron mecánicas de vocho, suspensiones altas y enormes llantas para circular a toda velocidad sobre arena.

(Cortesía de la marca)
 (Cortesía de la marca)

Para conocerlo de cerca, viajamos a Mexicali, Baja California, para emprender un emocionante viaje en una caravana de 24 autos en color amarillo sandstorm, exactamente iguales, por más de 240 kilómetros hasta llegar a nuestro destino final, en el valle de Guadalupe.

El motor es el cuatro cilindros 2.0L turbo TSI que entrega 210 caballos de fuerza y 207 lb-pie de torque. Y, gracias a la transmisión automática de doble embrague —que realiza los cambios de velocidad en milésimas de segundo—, nos divertimos al máximo en las cerradas curvas de La Rumorosa —la peligrosa carretera que lleva, entre montañas, de Mexicali a Tijuana—, así como en las largas rectas de la carretera que baja hacia Ensenada.

La suspensión del Dune es un poco más alta para otros mercados, sin embargo, para el mexicano es exactamente la misma que en la versión Turbo del Beetle que ya había sido elevada. Esto significa que goza de un muy buen agarre en curvas, pero no sacrifica el confort de sus ocupantes y, sobre todo, no tiene problemas con los topes.

(Cortesía de la marca)
 (Cortesía de la marca)

Aunque basado en la versión Turbo, el Dune tiene atinados cambios que le dan una apariencia más ruda. Esto lo coloca dentro de la familia de productos de la marca conocida como Cross, inaugurada con el CrossFox y complementada este año con otros productos como el Cross Up! y el CrossGolf. Estéticamente, el Dune es todo lo que un hombre podría soñar: fascias con insertos de aluminio, dos salidas de escape en la parte trasera, molduras en toda la periferia del auto, diseño especial de los rines de 18 pulgadas que se pueden pedir en color amarillo o plata, cubiertas de los estribos con cromo, difusor de aire en la parte trasera, un spoiler en la tapa de la cajuela y el techo en color negro. Al interior, tiene detalles en el tablero del color de la carrocería que le dan un aspecto retro y que hacen referencia al clásico sedán, además del emblema Dune en el volante.

El Beetle Dune 2016 ya está disponible en México a un precio de 406,900 pesos que lo posicionan como la versión tope de gama.

Ahora ve
No te pierdas