El fin del diésel podría estar más cerca de lo que crees

Ya están tomando cartas en el asunto para revertir el daño que aparentemente este motor ha causado en su mercado principal, Europa.
¿Llegó a su fin?
Diésel  ¿Llegó a su fin?  (Foto: Shutterstock)

Si bien, todavía es muy temprano para asegurar una fecha de caducidad para este tipo de motorización, tanto las armadoras como los gobiernos de diferentes ciudades y países, ya están tomando cartas en el asunto para revertir el daño que aparentemente este motor ha causado en su mercado principal, Europa.

La muestra la podemos ver en las medidas que están tomando las grandes ciudades de dicho continente que han sido afectadas por la utilización masiva de motores a diésel. Por un lado Londres, que en algún momento impuso un impuesto para los autos de gasolina con el fin de incentivar la venta de los autos con motor a diésel, ahora lo está llevando a cabo de manera inversa al ser estos últimos los penalizados al momento de entrar a la ciudad. Por su parte, París es otra de las grandes afectadas por lo que prohibirá los autos usar diésel de manera definitiva para el año 2025. Noruega ha sido más estricto en este tema al plantear la prohibición de autos a combustión, ya sea diésel o gasolina, a partir del 2025, tomando en cuenta que es el principal productor de petróleo de Europa; pero este país ha logrado que el 25% de su parque vehicular sea eléctrico y que el Tesla Model S se coloque como uno de los autos más vendidos.  

Por su parte, las armadoras también han tomado cartas en el asunto al ver que los cambios legislativos se endurecerán con respecto a las normas medioambientales. Los estándares y las nuevas pruebas para reducir las emisiones de NOx provocarán que se implemente una mayor tecnología en los automóviles para poder ser certificados y esto a su vez aumentaría el costo por automóvil. Por lo que dejarían de ser rentables, sobretodo en los autos pequeños, y forzosamente tendrían que salir del mercado en algún momento. 

¿Llegó a su fin?
 ¿Llegó a su fin?  (Foto: Cortesía)


Existe una razón por la que estas medidas se están llevando a cabo y esa es que se ha dado a conocer en pruebas reales más estrictas y fuera de laboratorio, que los motores a diésel producen un elevado nivel de emisiones contaminantes con respecto a los de gasolina, algo que está relacionado principalmente con la salud y el cambio climático. No por nada Grupo VW cambió su estrategia completamente después de lo ocurrido en septiembre del 2015 para concentrar sus esfuerzos en tecnología eléctrica, tanto en industria como en automovilismo deportivo; de la misma manera Renault ha dejado de ofrecer el motor a diésel en un modelo tan importante en el viejo continente como el Twingo, al mismo tiempo de que el grupo Renault-Nissan es el mejor colocado en cuanto a ventas de autos eléctricos. Seat, por su parte, ha vivido un cambio en el mix de ventas con Ibiza al ver que sólo el 20% es representado por la versión a diésel, por lo que la implementación de energía eléctrica ya es un objetivo a seguir dentro de la marca.

Como lo dijimos al principio, aún no hay una fecha definitiva para la posible desaparición de este carburante; sin embargo, cada vez está siendo menos atractivo para el consumidor, algo que complica demasiado su futuro.

Ahora ve
Conoce los detalles de "La Bella y La Bestia"
No te pierdas
×