Fotógrafo de celebridades

Entrevistamos a Jason Bell y te mostramos su trabajo
-
Michael Caine (Jason Bell).  -  (Foto: Michael Caine (Jason Bell).)

Jason Bell es un fotógrafo británico, pero no cualquier fotógrafo. Su trabajo con las celebridades más cotizadas del mercado lo ha colocado en una posición privilegiada. Por eso lo entrevistamos con ganas de sacarle el mejor de sus retratos: el propio.

¿Por qué ser fotógrafo?

No era una opción, siempre lo hice. Desde que era un niño pequeño. La única decisión fue si ganarme la vida haciéndolo o de otra forma.

¿Y cómo surge tu pasión por el retrato?

Siempre quise ser un retratista, así que se podría decir que lo mío no es una obsesión particular con los famosos. Pero ahora nuestra cultura está muy interesada en la figura de la celebridad, esos son los retratos que la gente parece que quiere ver más, así que terminé siendo, muy a menudo, el encargado de hacerlos.

 

Jude Law (Jason Bell).

¿Cómo comenzó tu evolución en la fotografía?

Fue un proceso gradual. Siempre tomaba fotos de niño, luego seguí haciéndolo en la escuela y más tarde en la universidad. Después de algunos intentos y pruebas durante un rato para ganarme la vida así, salió bien, así que seguí en ello.

¿Es distinto retratar celebridades?

Es cada vez más fácil. Creo que te acostumbras a eso. Y al final del día son sólo personas. Me acuerdo de la ama de llaves de la casa de la Familia Real inglesa que me dijo eso. Y siempre he encontrado que es verdad.

 

Russell Crowe (Jason Bell).

¿Nos puedes contar sobre el conflicto que ocasionó el retoque de fotos que le hiciste a Kate Winsle?

La dificultad fue que no fui yo quién hizo el retoque. No quería que Kate pensará que había sido yo, sería como decir que pensaba que estaba gorda. Y fue decepcionante porque confías en una revista y crees que van a entender que trabajas para que ellos reproduzcan con precisión el trabajo que has creado. Especialmente si se trata de una revista de renombre como GQ. Así que al haber retocado mi trabajo sin mi permiso o conocimiento, violaron esa confianza.

¿Qué pensarías de ti como fotógrafo si fueras otra persona?

Mi trabajo es bastante clásico y me siento bien con ello, no estoy interesado en ser "moderno". Creo que las fotografías que perduran tienden no sólo a ser bellas, sino también a decir algo sobre la persona o a capturar un momento en el tiempo. Me gustan las historias, de hecho encuentro que mi trabajo puede ser narrativo. Me gustan las fotografías que tocan las cosas y que probablemente van hacia afuera del cuadro.

Kate Winslet (Jason Bell).  

¿A quién admiras?

Al fotógrafo norteamericano Ansel Adams, porque su trabajo es completamente diferente al mío: yo no me concentré en ser un fotógrafo de paisaje, pero me encanta.

Has publicado tres libros: Hats Off (2002), Giveget (2004) y An Englishman in New York (2010)...

Los libros son muy importantes porque tienden a estar basados en ideas que he venido trabajando con proyectos personales y en ellos no trato de complacer a un cliente, por lo que puedo hacer lo que quiera. Eso significa que no hay ningún obstáculo para la creatividad. Yo viajo mucho por trabajo, pero también en mi tiempo libre. Es una parte de mi trabajo que me encanta y tengo suerte de llegar a hacerlo. Mis días son muy variados, algunos días estoy editando u ocupado en la impresión de fotografías, mientras que otros días salgo a hacer tomas en lugares diferentes. Lo que no hay realmente es una rutina y eso muestran mis libros. 

Katy Perry (Jason Bell).

También podría interesarte

 

Ahora ve
Fragmentado, la película de terror psicológico más esperada del año
No te pierdas