Vidas en primera persona

Enumeramos aquellos libros en los que la realidad supera la ficción
-
Nelson Mandela (Getty Images)  -  (Foto: Nelson Mandela (Getty Images))

Cuando narramos una anécdota o vivencia, de forma natural, la estructuramos como un relato. Ordenamos el evento y le ponemos un planteamiento, un nudo y un desenlace para mantener el interés del interlocutor y que le sea más fácil entendernos. Es por eso que a veces lo que uno desea cuando lee es aquella dosis de realidad, una experiencia más propia e íntima del propio autor.

Sabemos que en la mayoría de libros de ficción existen retazos y referencias a la vida propia de uno pero eso no es lo mismo que exponerse como lo hacen algunos de estos escritores. Suponemos que nos fascina como voyeurs esa verosimilitud y quizás sentir que nos metemos en el cerebro de alguien pensando sobre su propia existencia. En esta lista te ofrecemos nuestra selección de 10 autobiografías donde la vida de alguien es contada por su mismo puño y letra.

De profundis - Oscar Wilde (1897)

Cuando el escritor británico más dandy fue encarcelado dos años por mantener relaciones con Lord Alfred Douglas, hijo del marqués de Queensbury, la sociedad entera le dió la espalda. Desde las profunidades de la cárcel de Reading (motivo del título) el escritor escribió una valiente carta de 50,000 palabras a su amante. En ella examinaba su relación y su desarrollo espiritual entre rejas que va desde el abandono despesperado a la valentía del ego para salir adelante.

Los siete pilares de la sabiduría - Thomas Edward Lawrence (1922)

T.E. Lawrence era el nombre del oficial británico más conocido como Lawrence de Arabia. En su libro relata sus experiencias durante la Revuelta Árabe de 1917 donde luchó junto al Emir Faisal contra el Imperio Otomano. Destaca su visión romántica del desierto y la narración de la batalla de Tafileh. Pese a haberlo escrito cuando rondaba los treinta años lo reescribió numerosas veces tras una grave crisis personal a los treinta y seis.

Homenaje a Cataluña - George Orwell (1938)

La historia de un miliciano comunista británico que se unió a la causa republicana durante la Guerra Civil Española y sus vivencias en las Brigadas Internacionales. Obviamente, este miliciano es el propio Orwell y sólo él captura como nadie una guerra fratricida olvidada donde Europa se enfrentó por primera vez al fascismo. Un relato estremecedor con interesantísimas lecciones sobre política.

París era una fiesta - Ernest Hemingway (1964)

Todo artista que ha vivido en la capital francesa acaba homenajeándola de una forma u otra. Esta es la carta de amor definitiva del bien viajado y bebido Hemingway a su ciudad de acogida con la exploración de sus relaciones con F. Scott Fitzgerald, Ezra Pound y su primera esposa Hadley Richardson. Unas memorias "muy pobres pero muy felices" de la genial "generación perdida" de la literatura.

Maus - Art Spielgman (1980)

Esta novela gráfica ha sido la única en ganar un Premio Pullitzer y comienza jugando con el género de la biografía de manera magistral. Lo que parece ser la historia propia de la relación del autor con su padre (Vladek Spielgman), acaba centrándose en el estremecedor relato del segundo como superviviente del holocausto nazi. La estética de cómic underground en la que los personajes son animales antropomórficos le da un valor sin igual a esta crudísima historia de supervivencia.

Leer: 20 escritores mexicanos actuales imprescindibles

Man in Black - Johnny Cash (1983)

El "Hombre de Negro" sacó su faceta de escritor para hacernos partícipes de su vida. Aquí encontraremos los altos y bajos de la historia del trobador americano más influyente de la música. Todo esto da para mostrarnos una historia magnífica de amor con June Carter y su redención de su adicción al alcohol y a las drogas. En este libro "caminas la línea" junto a él y eso lo hace impresionante.

Un largo camino hacia la libertad - Nelson Mandela (1995)

El libro que marcó el comienzo del fin del injusto apartheid en Sudáfrica. Escrito durante los 27 años en los que el futuro presidente del país fue encarcelado en Robben, vemos en este relato la denuncia de unos ideales de equidad y justicia completamente inamobibles. Unas memorias tan inspiradoras como relevantes históricamente que fueron elaboradas en una oscura celda donde todavía brillaba la esperanza.

Persépolis - Marjane Satrapi (2000)

Una emocionante novela gráfica de cuatro tomos en la que la autora narra su propia historia: desde su niñez en el Teherán de la Revolución Islámica después de que el Ayatollah Jomeini tomara el control religioso y político, hasta su adaptación a Francua tras emigrar. Un Dios que se parece a Karl Marx o el sueño de ser la última profeta conforman un libro lleno de situaciones surrealistas desde el punto de vista inigualable de la imaginación de una niña. 

Yo soy el diego - Diego Armando Maradona (2002)

Pocos amantes del futbol no reconocerán la técnica y destreza de este as zurdo del balón. Maradona estuvo desde los 16 años jugando en ligas internacionales y su proezas en el F.C. Barcelona o la famosa "Mano de Dios" con la selección argentina lo encumbraron a lo más alto. La voz de "El Diego" nos narra sus orígenes humildes y sus reflexiones íntimas una vez alcanzada la fama. 

Open - Andre Agassi (2015)

Acabamos nuestra lista con uno de los libros más interesantes que hemos leído últimamente. Esta es la biografía de un jugador de tenis que no quería ser un jugador de tenis. Casi obligado por sus padres a dedicarse al deporte, él odió siempre los círculos sociales que lo rodeaban. Es por eso que, pese a ser un gran jugador, se dedicó a burlarse de ello. Prueba de ello era que lucía mullets y polos rosas en sus partidos como crítica. Tanto era su asqueo que en el libro llega a confesar que estuvo de fiesta hasta las cuatro de la mañana antes de jugar la Copa Davis con McEnroe. Una visión sincera y brutal de su vida. Si no nos crees, aquí puedes leer el primer capítulo.

¿Faltó alguna de esas biografías que te cambian la vida? No dudes mencionarla en los comentarios.

También podría interesarte

Ahora ve
G Shock festeja su primer año en Cancún
No te pierdas