10 películas distópicas que nos hacen temer el futuro

Si el porvenir de la humanidad es este, podemos empezar a prepararnos
-
Blade Runner (Ridley Scott, 1982)  -  (Foto: Blade Runner (Ridley Scott, 1982))

Queremos pensar en el futuro como aquella meta alcanzable en la que todos los seres humanos viviremos felices y en harmonía. Aunque, a juzgar por nuestro comportamiento como especie, es probable que nuestro porvenir no sea tan bonito como algunos imaginan. Thomas Hobbes ya lo dijo: "Homo homini lupus" (el hombre es un lobo para el hombre), nuestra instinto predatorio peude acabar imperando sobre la naturaleza. Los resultados son visibles: contaminación, guerras o el desarrollo de la tecnología equivocada.

Hoy, desde el pesimismo más absoluto, les presentamos el reverso oscuro de la utopía, la distopía. Estas son las 10 películas que nos han hecho temer a dónde va el mundo y a querer un cambio de rumbo casi inmediato.

1. Metropolis (Fritz Lang, 1927)

No podríamos inaugurar esta lista de otra forma que no fuera con el padre de todo el género. El visionario Fritz Lang imaginó una mega ciudad con unas clases social radicalmente diferenciadas, algo así como el discruso de Occupy Wall Street con un 1% de ricos contra un 99% de esclavos trabajadores. Si a este tétrico ambiente le sumamos un romance entre clases, un inventor anarquista y un todopoderoso robot femenino, tenemos las bases que asentaron todos los filmes que vinieron después.

 

 

2. Farenheit 451 (François Truffaut, 1966)

En los años 60 Truffaut nos mostró una sociedad represora en la que las ideas eran automáticamente eliminadas para que sus ciudadanos no se angustiaran ni pensaran de más. Para tal tarea, los bomberos habían dejado de apagar incendios para comenzar a quemar libros. Guy Montag, uno de esos bomberos incendiarios, comienza a leer y ve el mal en esta froma de organización decadente. Basado en una novela de Ray Bradbury, el título no puede ser más oportuno: 451 grados Farenheit es la temperatura ea la que arde el papel. Además, la película no contiene ninguna palabra escrita, de hecho, los créditos iniciales son hablados. 

 

 

3. THX1138 (George Lucas, 1971)

El consumismo es el principal satirizado en esta opera prima del director de Star Wars. Sociedades subterráneas que drogan a sus habitantes para aumentar la productividad y una economía divinizada marcan una pesadilla capitalista donde el amor es algo inmoral. Por lo tanto, el protagonista, THX (Robert Duvall), es juzgado cuando es seducido por su compañera de cuarto, LUH. Un clásico de influencia orwelliana que marcó el comienzo de una exitosa carrera en el cine de Lucas. Como dato curioso debemos mencionar que el sistema de sonido en sala de cine de Lucasfilm con infernal sonido de presentación debe su nombre a esta película.

 

4. Cuando el destino nos alcance (Richard Fleischer, 1973)

La mayoría de gente conoce esta película portagonizada por Charlton Heston debido a su estremecedor giro final. Tranquilos, no vamos a desvelarlo porque no somos esa clase de gente. En un futuro superpoblado y con pocos recursos para alimentar a la población debido al efecto invernadero, Soylent Corporation se dedica a alimentar con superfoods a la población. Una conspiración de proporciones enormes alrededor de la compañía nos llevará a descubrir terribles verdades. Una joya cinematográfica que trata delicadamente temas sociales desde la ciencia ficción.

 

5. Blade Runner (Ridley Scott, 1982)

La pesadilla cyberpunk noir de Scott ocupa un lugar honorífico en el género y en las mejores películas de la historia. Esta realidad donde Los Angeles es una megalopolis con neón, autos voladores y lluvia perpétua, es todo un hito y podríamos hablar de ella durante horas sin cansarnos. En este ambiente deprimente, Rick Deckard es un policía dedicado exclusivamente a cazar replicantes (humanos creados en laboratorios para trabajar en colonias espaciales). Profunda, filosófica y ejecutada magistralmente. Además, dentro de poco podremos ver una secuela. Esperemos que esté a la altura.

Leer: Los lugares más extraños en los que se ha grabado un disco

6. 1984 (Michael Radford, 1984) 

La película distópica de la novela más distópica de todos los tiempos. Cuando Orwell escribió su libro homónimo en 1949 nos advirtió de los peligros del totalitarismo y en el año marcado se estrenó esta película protagonizada por John Hurt para seguir haciéndolo. Porque con un peligro así nunca son suficientes avisos. El mundo controlado por el Gran Hermano donde se subvierten las palabras para conseguir trabajadores dóciles es algo todavía escalofriante a día de hoy. El lema del partido de este gris régimen represor nos lo recuerda constantemente: "La guerra es la paz, la esclavitud es la libertad, la ignorancia es la fuerza".

 

7. Brazil (Terry Gilliam, 1985)

Tras hablar de 1984, imaginen la misma película pero en drogas. Un sentido del humor sarcástico, absurdo y casi kafkiano donde la humanidad se ha organizado en una burocracia interminable. Un trabajador atrapado en esta se verá envuelto en la búsqueda de un terrorista. Una estética inventiva y llena de locura consiguen un clásico que aporta esa gota de comicidad tan necesaria a los posibles problemas del futuro.

 

 

8. Viven (John Carpenter, 1988)

Ciencia ficción, humor y terror se unen en esta distopía que sólo es visible a través de unos lentes de sol. Tomando ese mito urbano de los alienígenas gobernantes, Carpenter sacó de su cerebro esta genial metáfora de lo que es la política. Cuando un indigente encuentra unos lentes que permiten ver directamente los mensajes subliminales en la publicidad y mensajes que nos rodean, iniciará una revolución contra una casta de pérfidos aliens que ocupan los lugares más privilegiados de la sociedad. Pese a tener un presupesto bajísimo, los fuertes avisos que logra transmitir son impresionantes. Por cierto, ¿alguna vez te preguntaste de donde sacó el grafitero Obey su firma? Efectivamente, de esta película.

 

9. Hijos de los hombres (Alfonso Cuarón, 2006)

Lo que nunca podríamos haber sospechado es que la humanidad tendría problemas por la infertilidad. Esta magna opus del mexicano Alfonso Cuarón tiene todo lo que podemos esperar de este género. En su futuro, Reino Unido es el único bastión estatal en un mundo en completo pánico por la imposibildad de procrear. La falta de compasión y felicidad llevan a un nihilismo desolador que se ve en cada plano de la película. Un casting excepcional con Michael Caine, Juliane Moore o Clive Owen combinado con excelentes técnicas de filmación (como el plano secuencia de la escena del coche) hacen de este un filme de culto contemporáneo.

 

10. Mad Max (1979 - 2015, George Miller)

La falta de recursos naturales como petróleo sumen al mundo en el caos en este universo imaginado por la mente de Miller. Una saga que se extiende desde los 70 hasta ahora, con su última entrega estrenada hace poco, nos sumerge en un terrorífico estado de caos y en el centro de todo Max Rockatansky, un ex-policía y ahora vagabundo. Tribus de psicópatas demoníacos cuya vida orbita alrededor del auto y reductos donde la civilización sigue batallando. Cuatro películas de adrenalina, velocidad y aridez.

¿Hemos olvidado algún filme que te hiciera sentir terror hacia el futuro? No dudes mencionarlo en la sección de comentarios.

También podría interesarte

Ahora ve
Conoce los detalles de \"La Bella y La Bestia\"
No te pierdas