El Príncipe del Rap, 25 años después

Volvemos la vista atrás para analizar la serie que marcó la comedia televisiva en los 90
-
El Príncipe del Rap (1990-1996)  -  (Foto: El Príncipe del Rap (1990-1996))

Hace dos décadas y media, la cadena NBC estrenó el primer capítulo de una serie que cambiaría para siempre la comedia de tipo sitcom.

Cuando se estrenó el capítulo piloto de El Príncipe del Rap, nadie esperaba su gran relevancia histórica y que se convertiría en todo un icono de esa década. Esta comedia situacional que duraría 6 años tenía un elenco enteramente compuesto por afroamericanos (al estilo Family Matters The Cosby Show) y lograba en 20 minutos enganchar a todos los tipos de audiencia.

La premisa era simple: Will, un joven de un barrio pesado de Philadelphia, se muda a vivir con sus tíos ricos en Bel-Air (Los Ángeles) para evitar convertirse en un delincuente. Siendo alguien sencillo, mujeriego y bromista tendrá algunos choques con su tío Phill (James Avery) y su primo Carlton (Alfonso Ribeiro), aunque siempre acabarían demostrando su aprecio por el otro.

Obviamente, hablar de esta serie implica hablar de Will Smith, pues mucha de la historia es autobiográfica. Tomemos por ejemplo cómo le cambió la vida y pasó de ser un rapero que casi iba a la cárcel a una estrella de Hollywood. Incluso su amigo y personaje recurrente, Jazz, fue quién empezó con él una carrera de rap en la misma Philadelphia. Pero no sólo es eso, incluso su orfandad de padre es algo que también tiene detalles que son reales.

En homenaje a estos 25 años, hacemos un repaso de 5 momentos de El Príncipe del Rap que siguen en la memoria colectiva.

1. Los bailes de Carlton

Todo un ejemplo de comedia gráfica perfecta. Cuando el serio Carlton Banks se quedaba solo siempre sucumbía a su guilty pleasure: cantar y bailar Tom Jones en la sala. Dicho gag fue tan popular que hasta el propio Tom Jones accedió a cantar en la serie con Ribeiro. Sin duda, un momento mágico.

2. El cambio de madre 

Vivian Banks, la esposa de Phill, era la sensata de la casa y quien ponía orden. No obstante, no tenía un papel tan destacado como los otros personajes en el show. Es por eso que cuando la actriz que la interpretaba, Janet Hubert-Whitten, dejó la serie y se reemplazó con Daphne Maxwell Reid, los guionistas hicieron ver que no había pasado nada. El único personaje en romper el cuarto muro y hacer referencia al cambio de actriz fue Jazz y de manera absolutamente genial.

Leer: Las 10 mejores comedias del cine

3. La escena más conmovedora

Cuando Lou, el padre de Will, regresa para "recuperar el tiempo perdido" pero con el motivo real de sacar provecho de la situación de su hijo, el tío Phill descubre su artimaña. Esto provoca que Lou desaparezca y que Phill y Will conversen sobre el incidente. El ejercicio de improvisación en el que Smith se enoja y abraza a Avery refleja una situación más o menos real del propio actor en relación a su padre, haciendo que esa escena fluya tan convincentemente.

4. La canción

Si algo se recuerda especialmente de la serie es la canción de la introducción a cada capítulo. En ella, Will Smith hace alarde de sus habilidades raperas y sigue siendo conocido por ella. Tanto es así que hace tres años dijo en una entrevista lo siguiente: "No importa dónde vaya ni las películas que haya protagonizado, todos me siguen recordando por ser el Príncipe del Rap".

5. Geoffrey

Un personaje que pocos reconocen era el mayordomo de la familia Banks, Geoffrey. Este hilarante y obviamente sarcástico sirviente británico constituye uno de esos secundarios que siempre tenían una broma inteligente que soltar. Su carácter impredecible pero educado es algo que provoca risas cada vez.

También podría interesarte

Ahora ve
Los mejores momentos de Carrie Fisher
No te pierdas