Las locuras más polémicas de Sacha Baron Cohen

Repasamos los momento más incómodos e hilarantes del irreverente actor de comedia
-
Borat: Cultural Learnings of America for Make Benefit Glorious Nation of Kaza...  -  (Foto: xBorat: Cultural Learnings of America for Make Benefit Gl...)

Pocos actores son tan sórdidos dentro y fuera de la pantalla como el cómico londinense, Sacha Baron Cohen. Conocido por ser un hombre camaleónico de mil caras a través de sus personajes, usa a estos para evidenciar a través del ridículo ciertos temas sociales y bromear con personas que desconocen que están siendo parte de una parodia. 

Un rapero inculto (Ali G), un reportero kazajo racista (Borat), un provocativo presentador de moda austríaco y gay (Brüno) o un excesivo dictador árabe (General Aladeen)... No importa a quién interprete Baron Cohen, las risas y la incomodidad están aseguradas. Para celebrar su 44 cumpleaños, hoy nos hemos propuesto mostrarte 5 momentos en los que el rey de la irreverencia consiguió la buscada controversia de forma hilarante.

Avisamos, el material que viene a continuación no es para todos los públicos y contiene material que puede herir sensibilidades. Pero, obviamente, ya sabías esto cuando diste clic a este artículo.

1. Las cenizas de Kim Jong Il

Cuando el dictador norcoreano murió, Sacha Baron Cohen aprovechó para bromear portando una urna con "sus cenizas" en la alfombra roja de los Oscar mientras estaba disfrazado de General Aladeen. Cuando el presentador Ryan Seacrest tuvo la desafortunada idea de entrevistarlo recibió medio tarro de cenizas sobre su impoluto traje. A pesar de ello, esta acción arriesgada animó en gran medida la ceremoniosa gala con una ración de incorrección política.

 

2. La entrevista a los neonazis

Sinceramente, seguimos preguntándonos cómo logró sobrevivir a ésta entrevista. Caracterizado como Brüno entrevistó a violentos neonazis británicos en el marco de un concierto de Oi! haciendo referencia constantemente a temáticas gays. Quizás lo salvó la cámara, pero ver a personas con ideologías tan extremas retorcerse de incomodidad mientras son provocados es uno de los episodios más dementes que hemos presenciado jamás.

Leer: Los músicos más estilosos de la historia

3. La canción de los judíos

Durante su road trip en Estados Unidos caracterizado de Borat, Baron Cohen logró exponer unas cuantas realidades respecto al sur. La más notoria de ellas: el antisemitismo latente en la sociedad. El ejemplo de ello es cuando consiguió con una guitarra que unos cowboys racistas corearan y jalearan una canción altamente ofensiva mientras estos pensaban que saldrían en la televisión de Kazajstán. Por cierto, ¿hemos mencionado que el propio actor es judío?

 

4. Brüno besa a un hombre en una lucha

El momento homoerótico de la película de Brüno con su asistente en una masculina lucha de jaula americana es de aquellos que consiguen provocar risas alocadas ante el enfado del público. Teniendo en cuenta que el evento se llamaba Straight Dave’s Man Slammin’ Maxout y que jaleó al público con un discurso homófobo para posteriormente desnudarse y besar a su oponente, nos damos cuenta de que jugar así con la intolerancia es algo extremadamente gracioso.

 

5. Ali G vs. Donald Trump

Aprobamos todo lo que vaya en contra de Trump y el personaje de Ali G fue un pionero en burlarse de él. En Da Ali G Show entrevistó al odiado millonario de la peluca rubia para preguntarle sobre un invento absurdo para comer helado. Obviamente, Trump se dio cuenta a los dos minutos de que se trataba de una broma pesada y que le estaban haciendo perder el tiempo. Sin embargo, la elegancia que tuvo para reírse de él en su cara es algo a lo que le sobra ingenio.

 

Bonus: Borat pone a prueba la paciencia del trabajador de un supermercado

Pese a que no sea un momento extremadamente polémico, esta escena borrada de Borat nos gusta demasiado... 

También podría interesarte

Ahora ve
No te pierdas