Las películas de Walt Disney que cambiaron el cine

91 años después de su fundación, nos fijamos en los filmes más innovadores de la compañía
-
Steamboat Willie (Walt Disney, 1928)  -  (Foto: Steamboat Willie (Walt Disney, 1928))

Es indiscutible que Walter Elias Disney era un genio visionario que revolucionó completamente la industria del audiovisual, primero con la animación y, posteriormente, como negocio con The Walt Disney Company. Aunque más que de un negocio, en la actualidad hablamos de todo un imperio del entretenimiento cuya influencia no tiene parangón.

Fundada un día como hoy hace 91 años por el propio dibujante y su hermano empresario Roy O. Disney, la compañía posee ahora empresas tan destacadas como Marvel, Miramax, Lucasfilm, las cadenas de televisión ABC o ESPN e incluso su anterior estudio asociado, Pixar. Y, obviamente, sin contar el merchandising que esto representa ni la facturación de sus hoteles y enormes parques de atracciones

Es por eso que, para conmemorar el nacimiento de este leviatán cinematográfico, nos disponemos a enumerar sus hitos más importantes a través de los 7 filmes cuyos adelantos técnicos cambiaron el séptimo arte para siempre. 

1. Steamboat Willie (Walt Disney, 1928)

Un ratón animado silbando mientras giraba el timón de un barco de vapor lo inició todo. Considerado el debut de Mickey Mouse, su esposa Minnie y el malvado Pete, se trata de la primera película del estudio en ser distribuida y en contar con sonido y música sincronizados. Así es, después de ver The Jazz Singer (Alan Crosland, 1927), Disney decidió hacer uso de aquella tecnología en el campo de la animación. Definitivamente, este corto de 7 minutos aproximadamente puede ser considerado por todos como una gran innovación cultural, estética e histórica.

 

2. Blancanieves y los siete enanitos (William Cottrell y David Hand, 1937) 

Todo un clásico de aventuras y fantasía que mostró a las audiencias que la animación no sólo era buena en cortos, sino en dosis más largas como impresionantes largometrajes enfocados al público familiar. Y no estamos usando el adjetivo impresionante a la ligera, la compañía empleó la tecnología Technicolor (ya utilizada en cortos anteriores) para lograr que la película de su primera princesa fuera deslumbrante en todos los sentidos. Blancanieves amasó más de 8 millones de dólares en sus primeras semanas de estreno, convirtiéndose en la película sonorizada más taquillera de la época.

 

3. Fantasía (Varios directores, 1940)

12 años después de embarcar en aquel barco, el ratón había evolucionado y ya se le consideró merecedor de protagonizar el tercer largometraje de Disney. Compuesto por pequeñas piezas de distintos directores y con un Mickey mágico como hilo conductor, Fantasía es todo un festín visual y auditivo. Esta experiencia, única en su época, tenía una magistral banda sonora clásica interpretada por la Orquesta Filarmónica de Filadelfia que podía ser escuchada en toda la plenitud con el sistema Fantasound. ¿De qué se trataba? Del primer sistema de sonido estéreo en el cine y el precursor de todos los que vinieron después.

Leer: Las 8 películas básicas del cine negro

4. La isla del tesoro (Byron Haskin, 1950)

Mientras conquistaba la animación, el pionero estudio se propuso comenzar a realizar películas de acción real. La elección para su debut no podía ser mejor: la primera adaptación cinematográfica en color de la prestigiosa novela piratesca de Robert Louis StevensonLa isla del tesoro. Las aventuras de Jim Hawkins contra Long John Silver lograron batir récords de taquilla e iniciaron una fructífera relación entre el estudio y los piratas, como quedó demostrado en la posterior saga de Piratas del Caribe.

 

5. El rey león (Roger Allers y Rob Minkoff, 1994)

Esta libre adaptación de Hamlet con animales de la sabana africana constituye un perfeccionamiento de la animación al combinar efectos realizados por computadora con el dibujo tradicional. Las andanzas del heredero al trono de los leones, Simba, se convirtieron en la tercera película animada con más ganancias de la historia ($987 millones de dólares). Además, una banda sonora compuesta por Hans Zimmer y con la participación de Elton John también la hicieron merecedora tanto de un Oscar como de un Globo de Oro.  

  

6. Toy Story (John Lasseter, 1995)

La primera película de animación digital de la historia del cine también salió del sombrero mágico de Disney. Creada por el estudio asociado Pixar, dirigido por un Steve Jobs exiliado de Apple, tuvo 110 empleados trabajando en ella para dar vida a aquellos juguetes que cobraban vida cuando su dueño no los veía. Sin duda, todo un logro técnico acompañado de una historia trepidante que recaudó $362 millones de dólares y demostró al mundo que las computadoras podían animar con una calidad altísima. 

 

7. Star Wars VII: El despertar de la fuerza (J.J Abrams, 2015)

Tras hacerse con una de las franquicias más importantes y con más fanáticos de la historia, Disney estrenará a finales de año la primera entrada de la tercera trilogía de aventuras galácticas. Bajo la dirección del atento J.J. Abrams, esta promete ser una secuela histórica que volverá a las raíces de la ciencia ficción con un éxito seguramente apabullante. Visto el historial de la compañía, ni se nos ocurre dudar de ello...

También podría interesarte

Ahora ve
Los mejores momentos de Carrie Fisher
No te pierdas
×