¿Por qué Nightmare Before Christmas es revolucionaria?

Repasamos las curiosidades de esta obra maestra con motivo de su aniversario
-
Nightmare Before Christmas (Henry Selick, 1993)  -  (Foto: Nightmare Before Christmas (Henry Selick, 1993))

Nightmare Before Christmas (titulada en México El extraño mundo de Jack) es una de las mejores películas para ver en estas fechas, coincidiendo con nuestro Día de Muertos. Todo un clásico de la animación dotado de la peculiar estética de su productor, Tim Burton, así como de la magia de su director, Henry Selick. Y es que 22 años después de su aparición, las aventuras de Jack Skellington, el rey del mundo de Halloween, siguen siendo algo que apasiona tanto a niños como o adultos.

Concretamente, un día como hoy, en 1993, se estrenaba esta joya de la animación stop-motion, que mezcla la felicidad navideña con todo lo tétrico que caracteriza Halloween y nos presenta personajes tan inolvidables como SallyZero, el perro fantasma o el malvado Oogie Boogie. Para conmemorar tan importante hito cinematográfico, hemos decidido listar algunas curiosidades que te ayudarán a entender la magnitud de su magia.

1. Tim Burton no la dirigió

Pese a estar comúnmente asociada con el famoso director, Burton jamás la dirigió. Éste se encontraba muy ocupado con Batman Returns y no pudo estar presente en el rodaje. Es por eso que le otorgó la responsabilidad a su amigo y animador de confianza, Henry Selick, con el que escribió la historia y diseñó los personajes. 

 

2. Expresionismo alemán

Este destacado movimiento artístico germano –que se desarrolló entre las dos guerras mundiales– es constantemente homenajeado en la filmografía de Burton. Y, obviamente, ésta no es ninguna excepción. La arquitectura asimétrica, las sombras alargadas propias del Nosferatu de Murnau, los sets pintados a mano... todo evoca a esta corriente. Quizás por eso la estética nos recuerde tanto a la de pintores como Otto Dix o a la de cineastas como Fritz Lang.

 

3. Los ojos de Jack

Aunque parezca mentira, existió una fuerte disputa entre Disney y ambos directores respecto a que los ojos del protagonista fueran dos cuencas vacías. Puede parecer una obviedad que una calavera no tenga ojos, pero el estudio de Mickey Mouse se empeñó en que era necesario poner dos amables espejos del alma para que el personaje pudiera conectar con el público. Afortunadamente, la negativa de Selick y Burton logró mantener el diseño original.

 

4. La inspiración

Burton cuenta que el germen que le inspiró en el momento de escribir la historia se remonta a su infancia, cuando observaba el cambio de decoración de las tiendas entre Halloween y Navidad, un cambio radical en un cortísimo lapso de tiempo. En su soleado Burbank natal, ambas temporadas casi se unían y parecía que la primera festividad invadiera a la segunda. Así se plantó en su mente la idea que desarrollaría más adelante.

Leer: Las películas de Disney que cambiaron el cine

5. Genios del stop-motion

Grabar una película de puro stop-motion sin efectos digitales es una labor meticulosa y extenuante. Cada plano introduce una ligera variación sobre el anterior y así consigue crear en el ojo humano la ilusión de movimiento. Para hacerlo posible, el set se llenó de pasillos subterráneos para que los animadores pudieran manipular las marionetas o cambiar las cabezas a su antojo. Sólo el personaje de Jack tenía más de 400 cabezas para cambiar sutilmente sus expresiones faciales.

 

6. Las escenas eliminadas

Disney cambió el guión para lograr una película apta para todos los públicos, eliminando así el contenido más extraño o terrorífico. Entre las escenas eliminadas, hay una gran revelación –que parece sacada de un capítulo de Scooby Doo– en la que el Oogie Boogie resulta ser un disfraz del Dr. Finklestein. Al parecer, la venganza del "padre" de Sally buscaba romper el amor de los dos protagonistas, queriendo a su creación sólo para él.

 

7. Santa Price

El mítico actor de películas de terror Vincent Price iba a ser el responsable de doblar al Santa Claus secuestrado de la película. No obstante, el fallecimiento en 1991 de su mujer provocó que se le sustituyera por Edward Ivory para evitar que la tristeza de Price se filtrara en su interpretación del personaje.

 

8. Una secuela digital

En una entrevista para MTV, Burton aseguró que siempre ha protegido mucho a su película ante los relanzamientos y las secuelas que Disney acostumbra a hacer. "No es una película para las masas y tiene aquella pureza que alguna gente aprecia. Por eso no existen cosas como Jack visita el mundo de Acción de Gracias", dijo. Efectivamente, damos gracias por ello.

También podría interesarte

Ahora ve
Conoce los detalles de "La Bella y La Bestia"
No te pierdas
×