La historia deportiva detrás de Bruce Jenner

Recordamos la carrera del deportista que hoy está en boca de todo el mundo debido a su cambio de sexo
-
(Getty Images)  -  (Foto: (Getty Images))

Caitlyn Jenner, anteriormente William Bruce Jenner (Nueva York, 1949), está siendo el tema de conversación más recurrente de hoy con motivo de su foto de portada en la revista Vanity Fair. Lejos de entrar en detalles u opinar acerca de su decisión de cambiarse de sexo, nos hemos propuesto entender un poco más sobre el carismático deportista y remontarnos a los orígenes de su hoy renovada fama.

Hijo de un combatiente de la Segunda Guerra Mundial que participó en los Juegos Olímpicos del Ejército que se celebraron en Alemania en 1945, donde se hizo con una medalla de plata al correr los 100 metros lisos, Bruce Jenner fue titular de varios equipos deportivos (futbol, baloncesto, atletismo) desde su época escolar. Pero fue en sus tiempos de universitario en Iowa cuando comenzó a competir en decatlones (carreras que combinan 10 disciplinas atléticas).

Para 1972, Jenner ya formaba parte del plantel olímpico de los Estados Unidos. Su primera muestra de potencial tuvo lugar en los Juegos Olímpicos de Múnich, donde quedó en décimo lugar. Una posición que le colocaba ante los ojos del mundo y que le armó de confianza para seguir entrenándose al más alto nivel. Su objetivo estaba claro: las olimpiadas de 1976, a celebrarse en Canadá.

Fue gracias a su mujer de aquel entonces, que trabajaba de sobrecargo para mantenerlo mientras él entrenaba numerosas horas al día y vendía seguros de vida, que pudo ganar varios trofeos en diversas competiciones, incluyendo una medalla de oro en los Juegos Panamericanos de 1975.

Cuando llegó 1976, Jenner estaba listo para lucirse en los Juegos Olímpicos de Montreal. Diariamente fue adquiriendo buenas puntuaciones en carreras de velocidad de varias distancias, salto de vallas, de distancia, de garrocha y lanzamiento de disco, de bola de hierro, de martillo y de jabalina.

Gracias a su esfuerzo, Jenner terminó imponiendo un nuevo récord mundial de 8,618 puntos, alzándose con la medalla de oro. Esa actuación lo convirtió en héroe nacional y le impulsó a ganar numerosos trofeos como atleta.

Pero, en aquellas fechas, los atletas amateur no podían recibir dinero por acuerdos comerciales, por lo que Jenner, después de tantos esfuerzos, decidió colgar los tenis y poner fin a su carrera atlética para poder ganar dinero de verdad vendiendo productos, dando discursos remunerados y metiéndose de lleno en el mundo del cine y la televisión. Un mundo que hoy ha vuelto a ponerle frente a los reflectores. 

También podría interesarte

Ahora ve
Chumel Torres confirma segunda temporada con HBO
No te pierdas
×