El futbolista que no ha ganado un partido en tres años

El defensa Jack Rodwell, del Sunderland llevará tres años y medio sin ganar un solo partido.
Jack está a punto de cumplir tres años y medio sin ganar un solo partido.
Jack Rodwell  Jack está a punto de cumplir tres años y medio sin ganar un solo partido.  (Foto: Cortesía)

1,250 largos días o casi tres años y medio es el tiempo que cumplirá Jack Rodwell, defensa central del Sunderland A.F.C., sin ganar un partido durante esta misma semana. El terrible arranque de su club, ya considerado el peor de la historia de la Premiere League, con sólo dos puntos y cero partidos ganados ha provocado que los hinchas de los denominados “Black Cats” comiencen a buscar responsables. Así, el primer sospechoso es el técnico David Moyes, seguido directamente por Rodwell, al que los supersticiosos llevan tiempo señalando como un amuleto de la mala suerte. Al fin y al cabo, estar en el sótano de la liga no es agradable para nadie.

Considerado el 16 de marzo del 2008 como una de las grandes promesas del futbol inglés, debutó en el Everton de la mano de David Moyes y todavía ostenta el récord de juventud al estrenarse en Europa con 16 años y 284 días. En 2012, ficharía por el Manchester City pero, al parecer, sus constantes lesiones y un quizás profético Manuel Pellegrini que desconfiaba de él lo hicieron irse al Sunderland en 2014. Su fichaje costó aproximadamente 13 millones de euros.

1,250 largos días o casi tres años y medio es el tiempo que cumplirá Jack Rodwell sin ganar un partido
 1,250 largos días o casi tres años y medio es el tiempo que cumplirá Jack Rodwell sin ganar un partido  (Foto: Cortesía)

Rodwell no es un mal atleta: rápido, versátil, técnica y con muy buenos recursos de contención. Sin embargo, para encontrar su última victoria uno se tiene que remontar hasta mayo del 2013, cuando el Manchester City ganó al New Castle por dos goles a cero. Desde aquel feliz resultado, cada vez que ha salido a la cancha ha significado una derrota para su equipo y, en ese lapso de tres años, ha pasado por seis entrenadores y ha jugado en 35 partidos. El último siendo un triste 1 - 4 frente al Arsenal.

Su caso bien recuerda al de los dos años y ocho meses sin ganar de Gareth Bale en el Tottenham, además de los Spurs. Aunque no exista ninguna explicación deportiva ni racional, este “futbolista de mal agüero” parece tomárselo con filosofía, esperanzado de que algún día salga al campo de juego y la maldición finalmente se esfume con un gol que le permita saborear finalmente las mieles de la victoria.

Ahora ve
No te pierdas