Así es un día de entrenamiento del Goyito Pérez en la UFC

Pasamos una mañana con Érik "Goyito" Pérez, profesional de las artes marciales mixtas
Entreno de Érik "Goyito" Pérez (Tomado con Sony Xperia XZ)
Entreno de Érik "Goyito" Pérez (Tomado con Sony Xperia XZ)  Entreno de Érik "Goyito" Pérez (Tomado con Sony Xperia XZ)  (Foto: Alex Casamor)

El suelo gimnasio Renzo Gracie, en la Colonia Polanco, se encuentra forrado por un tatami azul brillante y sus paredes están llenas de trofeos y fotografías de sus dueños con los operativos especiales a los que han entrenado. Aquí se enseñan artes marciales mixtas, una combinación de todo tipo de disciplinas que desemboca en un deporte con aplicaciones en defensa personal, y están especializados en Jiu jitsu.

Para contar en qué consiste ha venido todo un experto en la materia, el destacado peleador regio de la UFC, Érik "Goyito" Pérez. Entra sonriente al gimnasio antes de mostrar en qué consiste su rutina y dejarnos tomar fotografías de ello. Todo es retratado a través de la magnífica cámara de 23 MP del Sony Xperia XZ, cuya función de deportes es equiparable a cualquier cámara profesional y su sensor de imagen triple así como su enfoque híbrido predictivo la hacen perfecta para la tarea.

Tras el entreno, en el que Goyito aprovecha para dar tips de defensa personal y mostrar sus llaves más destacadas, se sienta a platicar con nosotros sobre su pasión por las artes marciales mixtas y cómo fue entrar a una liga tan disputada y dura.

Entreno de Érik "Goyito" Pérez (Tomado con Sony Xperia XZ)
 Entreno de Érik "Goyito" Pérez (Tomado con Sony Xperia XZ)  (Foto: Alex Casamor)

"Cuando era chavito era un desmadre, me expulsaron de dos primarias y tres secundarias. Yo era de esas personas que si se te me quedabas viendo me volteaba y ni te preguntaba… te pegaba", recuerda sobre su juventud. No supo canalizar su energía hasta que su hermano lo llevó a practicar las artes marciales mixtas en Apodaca, Monterrey, bajo el tutelaje del entrenador Daniel Benavides. "Aprendí respeto, disciplina y aquellas cosas que sólo te enseña la pelea. Me transformé un hombre de bien", asegura emocionado.

Su primera pelea fue a los 17 años en la Arena de Monterrey contra un rival americano establecido y, después de ganarlo, supo que no se dedicaría a otra cosa que no implicara subir al ring. "En la vida te tienes que hacer feliz a ti mismo", dice Goyito sonriente. Dejó la licenciatura de deportes, ante unos padres enojados que ahora asisten a todas sus peleas, y entrenó sin descanso para alcanzar su meta: la UFC.

Entreno de Érik "Goyito" Pérez (Tomado con Sony Xperia XZ)
 Entreno de Érik "Goyito" Pérez (Tomado con Sony Xperia XZ)  (Foto: Alex Casamor)

Cinco años después debutaría en la UFC noqueando a sus tres primeros rivales en el primer asalto y sería aclamado por la prensa como una nueva estrella. No obstante, su cuarta pelea acabaría en derrota contra un rival chino. "Cuando estaba chiquito yo lo veía en la tele. Por respeto y querer terminar con él... Él acabó conmigo", rememora. A partir de entonces, todo fue esfuerzo y entreno hasta llegar a donde está ahora, siendo un respetadísimo atleta a sus 27 años.

Pese que una lesión en la rodilla ocurrida durante un combate le impida hacer su rutina habitual, el día normal de Goyito suele comenzar con un gran tazón de avena y leche con frutas antes de entrenar de 10.30 a 12 con un grupo de luchadores. Después de esto, come proteína y espera una hora antes de comer más proteína animal como pollo con arroz y verduras. De 15.00 a 16.00 hace pesas y ejercicios de rapidez y vuelve a comer proteína con vegetales. Su último entreno, de puro jiu jitsu, se extiende de 18.00 a 20.30 y, para acabar la dura jornada, come claras de huevo con pan integral.

Ahora a Goyito sólo le queda un mes de entreno aminorado, ahora solo le queda esperar para volver al ring a hacer lo que mejor sabe hacer.

Entreno de Érik "Goyito" Pérez (Tomado con Sony Xperia XZ)
 Entreno de Érik "Goyito" Pérez (Tomado con Sony Xperia XZ)  (Foto: Alex Casamor)

Sony Xperia XZ

Tiene una cámara principal de 23 MP, con un sensor Exmor RS™, la cual integra la tecnología de sensor de imagen triple, auto enfoque híbrido predictivo y un ISO 12800 para fotografías en condiciones de poca luz. La cámara principal del Sony Xperia™ XZ integra un sistema de inicio y captura de fotografía rápidos, el cual se activa en tan sólo 0.6 segundos. Además, Incorpora una cámara frontal de 13 MP, de alta sensibilidad con un ISO 6400 y un lente gran angular de 22mm/90 grados, para tomar selfies en condiciones de poca luz.

Ahora ve
Los momentos más sexys de Marilyn Monroe
No te pierdas
ç
×