10 cosas que las personas emocionalmente inteligentes se niegan a pensar

Después de leer esto entenderás la importancia de tus pensamientos
(Bennett Miller, 2011)
Moneyball  (Bennett Miller, 2011)

Después de leer esto te darás cuenta por qué tendrás que ser más cuidadoso con tus pensamientos y palabras. Gracias a las distorsiones cognitivas, muchas veces, nuestro cerebro puede llegar a creer cosas que nos son ciertas y a través de ellas le damos ideas incorrectas al mundo de cómo somos y de cómo es el mundo que nos rodea.

Inconsciente o conscientemente, todos somos víctima de estas cogniciones y aquí te las decimos para que estés alerta de ellas.

1. Todo o nada

Cada vez que utilizamos estas palabras limitamos nuestras opciones ya que se va de un extremo a otro. Ejemplo: "Si no soy perfecto entonces soy un perdedor". Debes quitarte esta creencia y ver todas las opciones que el mundo te proporciona.

2. Siempre o nunca

Crean sugestiones. Ejemplo: "Nunca me invitan". "Siempre va a ser así".

3. Magnificar o minimizar

Exagerar una situación puede crear una catástrofe en tu vida ya que te cierras y no ves todo el contexto. Ejemplo: "No le llamé". "Va a pensar que no estoy interesado , que salgo con alguien más, bye relación".

4. Necesito, debería, tengo que

Estas son palabras que pueden meterte en un apuro pues si no cumples o tienes lo que "deberías" te sentirás frustrado. Ejemplo: "Necesito ese traje nuevo". "Debería estar más flaco".

5. Etiquetar

Etiquetar situaciones o personas no te llevarán a ningún lugar pues estás juzgando algo que no conoces y podría resultar todo lo contrario a lo que piensas. Ejemplo: "Siempre ha sido un flojo".

6. Sacar conclusiones

Si eres el típico que saca conclusiones de todo sin saber todos los datos o el final de algo, te recomendamos no ser tan negativo con el futuro. Ejemplo: "No voy a poder correr el maratón porque no tengo la condición de Juan".

7. No pensar en lo positivo

Pensar positivamente siempre será una opción y no reconocerlo podría causarte problemas.

8. Culparte de todo

La culpa no soluciona nada. Mejor busca qué tienes que hacer para cambiar la situaciónque no te tiene contento. Ejemplo: "Si hubiera hecho la carta, tendría el trabajo".

9. Asumir un sentimiento

Asumir que un sentimiento es real no te ayudará en nada pues si te hubieras creído todo lo que piensas en una cruda, ¿te imaginarías tu estado mental?

Ejemplo: "Soy un tonto". "No soy capaz".

10. Sabotaje

Dejar que tus pensamientos arruinen un momento alegre o un logro sólo por algo insignificante realmente no vale la pena. Ejemplo: Fuiste a cenar con tus amigos y de regreso se te ponchó la llanta.

Ahora ve
Los mejores momentos de Carrie Fisher
No te pierdas