6 claves para enamorar a alguien que parece que no quiere contigo

La seguridad en ti mismo y una buena estrategia te llevarán lejos con esta persona
(Marc Webb, 2009)
(500) Days of Summer  (Marc Webb, 2009)

A todos nos ha pasado, (admítelo a ti también), alguien nos gusta, nos parece interesante pero al parecer los sentimientos no son recíprocos. Aunque sabes que no le eres indiferente, ella sale con alguien más o por el momento no anda en busca de ningún tipo de relación. Es feliz con su independencia y te ha dejado en claro varias veces que en este momento ella es plena sin nadie a su lado. Si esto te suena familiar y no sabes qué estrategia seguir, te dejamos 6 claves que te ayudarán a enamorar a esta persona que parece que no quiere nada contigo.

1. Usa el lenguaje corporal
No sólo las palabras comunican. El lenguaje no verbal a veces dice mucho más, sobre todo, expresa lo que no se dice con palabras. Así que si no te atreves a ser tan directo y decirle lo que piensas, bien puedes regalarle varias miradas, acercarte a ella, ten por seguro que no le incomodará.

2. Préstale atención a lo que dice
No hay nada peor que no ponerle demasiada atención a una mujer. Ellas se dan cuenta al instante, si te están contando sobre sus planes o sueños mientras tú le das el avión porque estás pensando si comprar o no el iPhone 7, tu plan seductor no tendrá futuro. Escucha bien lo que te dice y comenta sobre ello pero no la adules. Entiéndela y hasta emociónate por sus objetivos, pero de manera genuina, eso creará un lazo muy fuerte entre los dos.


Aprovecha todo a tu favor
 Aprovecha todo a tu favor

3. Muestra tu juego
Uno bien sabe lo que es y lo que tiene, así que úsalo a tu favor. No se trata de ser pedante, ni presumido, pero tus logros laborales, acádemicos y hasta materiales influyen directamente en la atracción que una mujer puede tener hacia ti. A las mujeres les gustan los hombres con objetivos bien claros, seguros de sí, que no les tiembla la mano.

4. Busca las conexiones entre ustedes
Cuéntale sobre lo que te gusta hacer, tus hobbies y pasiones. Revisa qué tan cercanas están con las de ella. No se trata de forzarlas pero sí de hacerle ver que juntos podrían pasar momentos extraordinarios, interesantes, con las cosas que ambos aman hacer.

5. Aprovecha sus buenos momentos
Sabemos que la has estudiado bien y sabes cuándo está de buenas y cuándo está pasando por momentos de estrés o apuro. Así que aprovecha cuando esté feliz y potencializa ese estado. Por el contrario, si está de malas, lo mejor es guardar distancia y regresar en el momento óptimo. Obviamente esto no se podrá siempre, pero es una manera de tejer una buena comunicación, de identificar sus estados de ánimo y así comprenderla mejor.


Escúchala
 Escúchala

6. Tócala sutilmente
Si ya has pasado mucho tiempo cerca de ella, es porque no le desagradas. Así que un buen termómetro es el contacto físico pero sutil. Un roce con su brazo, una caricia en la mejilla o en la espalda, eso puede incrementar la atracción. De pronto un abrazo al saludarla, ella te dejará en claro hasta dónde puedes llegar.

Ahora ve
No te pierdas