10 habilidades que todo profesional debe tener

Porque hay ciertas competencias sin las cuales nunca llegarás a ser un verdadero experto
(Netflix, 2013-)
House of Cards  (Netflix, 2013-)

Sabemos que cada área laboral necesita profesionales con competencias necesarias para el éxito, sin embargo, hay ciertas habilidades que sea cual sea tu carrera debes tenerlas para poder desarrollarte de la mejor manera.

Casi nadie te dice que estas habilidades son imprescindibles hasta que te das cuenta que son un área de oportunidad, como por ejemplo, cuando tienes que hacer una presentación y no sabes cómo manejar un grupo o el simple hecho de hablar en público.

Aquí te decimos 10 competencias que todo profesional debe desarrollar y si todavía no lo has hecho, no hay tiempo que perder, de eso dependerá, de verdad, tu crecimiento y desarrollo laboral.

1. Networking

Eso de repartir tarjetas de presentación en eventos de la industria en la que te desarrollas y decirle a los demás que te encantaría tener una reunión después suele no funcionar del todo.

Tejer una red de contactos y clientes es crucial para triunfar en cualquier campo y etapa profesional, así que deja de pensar en ti mismo como alguien que quiere aprovecharse de la experiencia de los demás y mejor da la imagen de que eres alguien que puede aportarle a los demás su experiencia y conocimientos.

Pregúntale a los clientes o colegas cómo puedes ayudarles a mejorar con base en tu experiencia, cuéntale anécdotas y tus casos de éxito para convencerlos de que eres alguien valioso en el sector.


Los contactos son fundamentales
 Los contactos son fundamentales


2. Ser hábil con tu correo electrónico

Es común que en la época actual tengamos lleno nuestro correo eléctronico, por ello, debes tener una estrategia para leerlos y responderlos todos y que no se te vaya nada importante.

Si le vas a escribir a un cliente o persona de un alto nivel, que siempre está ocupada, tendrás que poner un asunto corto y de preferencia enviar el mail en algún momento entre la tarde del lunes y a más tardar el miércoles por la mañana.

En el caso de que sea para un empleador, debes asegurarte de mandar el mail a la persona adecuada y adecuarlo al trabajo específico que estás buscando. Un correo electrónico es, en muchos casos, la primera impresión que le dejarás a alguien.

3. Vístete para el éxito

Aunque no lo creas, vestirte para triunfar realmente puede funcionar. Un estudio encontró que los estudiantes vestidos de traje tuvieron mejor desempeño en negociaciones simuladas que los que no se vistieron para la ocasión. Quizá porque sus socios de negociación mostraron más respeto y deferencia por ellos. No por nada hay un refrán que dice “como te ven, te tratan”.

4. Negocia tu salario

Pedirle al director de recursos humanos un salario más alto o decirle al jefe que quieres un aumento puede intimidar a muchas personas que preferirán evitar esta situación. Sin embargo, si no aprendes a negociar tu sueldo, podrás perder mucho dinero a lo largo de tu carrera.

Puedes pedirle a un amigo que te ayude a practicar la negociación de tu aumento. Que finja ser tu jefe para que cuando estés en el momento real te sea más fluido pedir un mejor salario, así como bonos y días de vacaciones.

5. Ser puntual

Es poco profesional llegar tarde a cualquier tipo de reunión de trabajo. No hay nada como la puntualidad o incluso mejor, llegar mucho antes a cualquier cita. Hay investigaciones que indican que los empleados que llegan a la oficina más temprano tienen mejor desarrollo, incluso si se van puntuales a su hora. No hay pretextos para no llegar a tiempo.

6. Sé un líder de ti

Justo o injusto, la opinión que tu jefe tenga de ti tendrá un impacto en tu éxito profesional. Sin embargo, esto no significa que tengas que ser un workaholic para destacar. Lo mejor es tener claros los objetivos y metas laborales y cumplirlas. No caer en etapas de confort y siempre actualizarte. La competencia siempre es contigo mismo, de ti depende tu éxito.

Siempre hay algo nuevo por aprender
 Siempre hay algo nuevo por aprender


7. Aprende a hablar en público

Aunque muchos no le den importancia, aprender a hablar en público es una competencia imprescindible en todo profesional exitoso. No importa a lo que te dediques, en algún momento tendrás que exponer tus ideas frente a los demás y lo mejor es estar preparado. Si puedes tomar cursos al respecto, hazlo, nunca están de más. Incluso hay profesionales que han tomado talleres para contar cuentos, eso los ha ayudado a atrapar a su audiencia y a venderles mejor sus ideas.

8. Aprende a decir "no"

Aunque quisieras, no podrás complacer y quedar bien con todo el mundo. Si tu compañero te pide que revises su informe de última hora, si alguien te pide ayuda porque se atoró en su trabajo, aprende a decir "no" si esto te va a quitar tiempo precioso de tus actividades. En este caso, es sólo cuestión de decirlo.

9. Siempre da un fuerte apretón de manos

Por simple que parezca, ser seguro incluso a la hora de saludar influye en la percepción que darás a los demás. Si estás con un cliente por primera vez o en una entrevista de trabajo, y saludas de mano "suavemente" podrías ser percibido como alguien desapasionado, con flojera. Lo recomendable es hacer contacto con los ojos de tu interlocutor y dar la mano firmemente, además, debes sonreír.

10. Haz un curriculum vitae respetable

Debes saber que un director de recursos humanos sólo verá tu CV por unos segundos, así que cada detalle en este documento cuenta. Olvídate de poner la primaria en que estudiaste o los diplomas de aprovechamiento. Lo importante es tener las palabras clave del puesto que buscan, nada de tus aficiones y hobbies. Los logros profesionales son imprescindibles, no si sacaste 10 en gimnasia.

Ahora ve
Chumel Torres confirma segunda temporada con HBO
No te pierdas