10 hábitos para aprovechar el día al máximo

Si necesitas un poco de orden en tu vida diaria, toma nota y logra tus metas
(Chad Stahelski, David Leitch, 2014)
John Wick  (Chad Stahelski, David Leitch, 2014)

Estamos mal acostumbrados a pensar que el día comienza cuando llegas a tu oficina y tu jefe te empieza a ordenar cosas, pero la verdad, es que todo comienza en cuanto abres los ojos en la mañana. De hecho, hay hábitos matutinos que pueden hacerte mucho más productivo.

A continuación, te dejamos 10 pasos para empezar tu día con el pie derecho.

1. Levántate temprano

La experta en gestión de tiempo Laura Vanderkam, encuestó a 20 ejecutivos y encontró que el 90% se despierta a las 6 am entre semana. Este es un buen hábito con el que conseguirás llegar temprano a tu oficina y en consecuencia, tu jefe te percibirá de una mejor manera. También, te rendirá mucho más el día.

2. Estírate

Si tu primer impulso cuando suena la alarma es ponerle snooze y hacerte bolita, lo mejor será que lo dejes de hacer. Según la psicóloga de Harvard, Amy Cuddy lo primero que debes hacer cuando despiertas es estirarte lo más que puedas. Al hacer esto, te sentirás más fuerte, seguro y feliz por el resto del día.

3. Tiende tu cama

Sí, ya sabemos que es de flojera, sobre todo al pensar que en la noche la vas a deshacer de nuevo. La periodista Charles Duhigg explicó que al tender la cama puedes provocar conductas saludables y productivas por el resto del día. De hecho, reveló que las personas que lo hacen constantemente, tienen una sensación mayor de bienestar. ¡Hazlo, te toma menos de 5 minutos!

4. Medita

Limpiar tu mente a través de la meditación es una de las mejores cosas que puede hacer. Para los principiantes, aquí les dejamos 4 sencillos pasos para lograrlo.

1. Toma asiento. Encuentra un lugar cómodo y silencioso.
2. Piensa durante 30 segundos en los problemas que tienes y después vacía tu mente.
3. Presta atención a tu respiración. Inhala y exhala lentamente varias veces.
4. Concéntrate y tu mente se perderá al poco tiempo. Después, regresa a la realidad.

5. Anota todo

Por más ridículo que parezca, tener un diario te traerá muchos beneficios. Toma nota de tus pensamientos y emociones, esto hará que no te hagas conflictos en la cabeza.

6. Ejercítate

Haz ejercicio, de preferencia que sea en la mañana, esto te ayudará a que no pierdas la concentración y seas más productivo.

7. Desayuna

Saltarte el desayuno hará que tu metabolismo se alente. Opta por desayunos fáciles de preparar, por ejemplo: avena o smothies de frutas.

8. Visualiza tu día

Esto te ayudará a estar preparado para cuando en realidad sucedan las cosas. Todas las mañanas haz un repaso sobre lo que tienes que hacer en el transcurso del día.

9. Planea tu día

Bien dicen por ahí: no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Prioriza tus tareas, así sabrás exactamente qué es lo que tienes que entregar en todo el día.

10. Haz lo más importante primero

Varios psicólogos afirman que es mejor hacer el trabajo difícil a primera hora de la mañana, ya que más tarde la “fatiga de decisión” se apodera de nuestra mente y no nos permite completar tareas complicadas.

Ahora ve
Fragmentado, la película de terror psicológico más esperada del año
No te pierdas