Así se vivió la final de La Batalla de los Gallos

Viajamos a Perú para asistir al nombramiento del nuevo campeón mundial de rap freestyle.
Así vivimos la final de Batalla de Gallos en Perú
Batalla de Gallos  Así vivimos la final de Batalla de Gallos en Perú  (Foto: Red Bull Content Pool)

—“¡Vamos a reventar esta…!”—, provocan desde el escenario a los más de 20 mil jóvenes que, bajo el sol agresivo y abrasivo de la primavera limeña, esperan a los mejores raperos de Hispanoamérica.

—“¡Fiesta!”—, responden, estoicos, soportando los 23 grados que caen sobre Magdalena Del Mar (algunos de ellos visten hoodies en un claro desafío a las temperaturas: el estilo pesa más que el calor).

La Batalla de los Gallos, el certamen de freestyle en español más importante del mundo, presentado por Red Bull, convocó a los 16 finalistas, provenientes de 12 países, para que tras 15 enfrentamientos verbales, nombraran al nuevo campeón mundial.

Los nombres de los favoritos corrían entre el público que aventuraba sus predicciones. ¿Podría Arkano, quien acaba de completar el récord mundial al improvisar 24 horas ininterrumpidas, conservar su título de campeón? ¿O Aczino –mexicano y a consideración de muchos, el mejor–, se lo arrebataría? ¿Sorprendería Papo, una celebridad en la escena argentina? ¿Este sería el año de Jota, que va de local y gran favorito?

Los gallos en plena Batalla
 Los gallos en plena Batalla  (Foto: Red Bull Content Pool)

Los octavos de final sorprendieron con un enfrentamiento inesperado para la primera ronda: Jota se enfrentaría a Aczino y sólo uno de ellos avanzaría a la siguiente etapa. Cuando salieron al escenario, hubo quienes desde el público se persignaron. Sin embargo, el enfrentamiento demostró ser menos competido. Jota, cobijado bajo el aliento de sus paisanos, se impuso rápidamente a Aczino y con él se acababa la esperanza de México… o eso parecía.

Jony B, también mexicano, encontraría un lugar en las semifinales tras dos duelos dramáticos, resueltos en réplica (extra rounds). El primero, en octavos, contra el español Chuty que sucumbió bajo rimas improvisadas como “Te decapito. Mira, dinosaurio, yo soy tu meteorito” (dinosaurio era una de las palabras que tenía que utilizar); y en cuartos contra Drose, de Chile, cuando tuvieron que improvisar sobre el calentamiento global y la realidad virtual, y el mexicano hilo rimas que hablaban de Bowser, Grand Theft Auto y la princesa Peach. Que quede claro que el humor también tiene un lugar en los golpes rapeados.

Skone celebra su triunfo
 Skone celebra su triunfo  (Foto: Red Bull Content Pool)

Sin embargo, fue en semifinales cuando Jota, ya acostumbrado a batear los insultos mexicanos, descalificó a Jony B, quien llamó al peruano “cucaracha” y recibió de vuelta un contundente “veo tu mierda desde que te agachas”. El duelo por el tercer lugar, disputado entre el español Arkano, quien cayó bajo el talento de su compatriota, Skone, y Jony B. vio al mexicano caer ante el carisma del improvisador experto en desequilibrar a sus contrincantes con rimas que se alejan de los tópicos característicos del rap: en sus versos ha promovido la inclusión, se ha alejado de la violencia y ha tocado temas sociales como la igualdad de género.

El enfrentamiento final, un aguerrido duelo entre Jota y Skone, que se decidió después de dos réplicas, tuvo como ganador y nuevo campeón a Skone quien supo navegar sobre la condición local del rapero peruano ante un público que pasó de los insultos al aplauso generalizado al talento del joven español.

El próximo año, la gran final de La Batalla de los Gallos se decidirá en la Ciudad de México. Estamos preparados.

Ahora ve
Chumel Torres confirma segunda temporada con HBO
No te pierdas