5 lugares idóneos para echarte un 'rapidín'

Nada tan excitante como el sexo espontáneo
Lugares para echarte un rapidín
Sexo  Lugares para echarte un rapidín

Pocas cosas hay en la vida como la adrenalina y placer que genera echarse un "rapidín". Como seguramente ya sabes y queremos creer que además has experimentado, así se le llama al sexo oportuno, de último momento, muy hot, que se disfruta al instante porque no hay mucho tiempo ni condiciones para todo lo preliminar. Se hace a prisa pero bien. De acuerdo con varios sexólogos, el "rapidín" es espontáneo y emocionante, nada de que lo planeas, sucede en el momento menos esperado pero es muuuuy satisfactorio.

Aquí te dejamos algunos sitios idóneos para que ocurra.

1. En el coche

Podría pensarse que es un sitio común para tener sexo, pero no es así. Qué tal cuando alguien que te gusta te da un aventón a tu casa después de una fiesta y entre semáforo y semáforo empieza a calentarse el ambiente y acaban estacionándose en la calle más cercana de madrugada, que se vea segura. Si ella lleva falda, pues todavía mejor...

2. En un día de campo

Qué tal que fuiste a algún sitio a acampar o de camping y mientras tus amigos están buscando leña o preparando la comida, tú te pierdes en la maleza con tu chica. Nada mejor que ponerla contra un árbol y darle fuego al fuego.

3. En la recámara o baño de la casa de un amigo durante una fiesta

¿Les ha pasado que en plena reunión les domina ese instinto sexual y se pierden como que no quiere la cosa en la casa de tu amigo, se meten en un desván, en una recámara o incluso en uno de los baños para hacer de las suyas y regresan como si nada pero eso sí, con una gran sonrisa?

4. En la oficina

Si tu oficina tiene puerta y las ventanas se pueden cubrir, eso sí, revisa que no haya cámara de seguridad, es un lugar idóneo para un "rapidín". Nada como hacerlo en tu escritorio.

5. En la sala de la casa familiar

Estás en casa de tu novia o amiga y sus papás ya se retiraron a descansar. Están viendo una película en la sala y de pronto las manos se ponen inquietas. Echarse un veloz en silencio con el riesgo de que el papá o la mamá lleguen a la sala por algún motivo es todo un arte.

¿Qué otros lugares son ideales para un rapidín? Cuéntanos tu experiencia.

Ahora ve
No te pierdas