La foto de Alex Turner que casi le cuesta una demanda al fotógrafo que la tomó

El artista español Alberto Van Stokkun publicó en Rolling Stone esa icónica imagen del frontman de los Arctic Monkeys, sin embargo, jamás pensó que eso le costaría.
La agrupación británica estuvo a punto de demandar al fotógrafo detrás de las imágenes que aparecieron en Rolling Stone en 2012.
Alex Turner  La agrupación británica estuvo a punto de demandar al fotógrafo detrás de las imágenes que aparecieron en Rolling Stone en 2012.  (Foto: Cortesía)

Para nadie es novedad que lo que circula en internet puede ser usado libremente y sin crédito alguno. Sin embargo, esto -teórica y éticamente- no debería ser así, ya que las consecuencias podrían llegar a ser graves.

Un ejemplo de esto es lo que le sucedió al fotógrafo español, Alberto Van Stokkum, quien en 2012 le realizó una sesión de fotos a los Arctic Monkeys para Rolling Stone y a partir de ésta salió la icónica imagen de Alex Turner con su cigarrillo y escupiendo.

Portrait Alex Turner 🚬 #alexturner #arcticmonkeys

Una foto publicada por Alberto Van Stokkum (@avanstokkum) el

La foto se volvió tan popular, que poco después acabó impresa en millones de camisetas, fundas para iPhone y todo tipo de merchandising y tiendas online del mundo. Por todo ello, el artista estuvo a punto de ser demandado por la agrupación británica bajo la premisa de que “estaba haciendo negocio sin permiso”. Así lo dio a conocer en entrevista con El País.

La foto publicada originalmente por Alberto Van Stokkum en Rolling Stone.
 La foto publicada originalmente por Alberto Van Stokkum en Rolling Stone.  (Foto: Rolling Stone)

“Publicaron la foto de portada y otras y luego las subí en is redes y mi sitio web. No es porque las hiciera yo, pero quedaron increíbles. Luego, al cabo de un año, el amigo que conserva la colilla del cigarrillo que sostenía Alex Turner y que me aventó, me mandó una foto desde Candem (Londres) en la que aparecían unas camisetas con mis fotos. Evidentemente me emocioné. A partir de ahí me empezaron a llegar multitud de mensjajes de gente que veía las camisetas por ahí. Las vendían y aún venden por tiendas online, también hay pósters, calcomanías, fundas de iPhone, etc. Y ahí sí que pensé: ‘Joder, esta gente está ganando dinero con mi foto y yo no’”, explicó Alberto a la publicación española, a quien también aseguró que después de consultar con un abogado decidió no tomar medidas legales debido a lo complicado del asunto.

Aunque él decidió no demandar, los Arctic Monkeys no pensaron lo mismo. Según relató el artista, hace unos meses le llegó un mail con el asunto “Arctic Monkeys shooting” en el que insinuaban que él estaba explotando las fotos que les tomó sin su consentimiento. “Al día siguiente me puse en contacto con una amiga que trabaja en Live Nation y ya había tratado con ellos. Le conté a ella todo lo sucedido y nada, ella les llamó y quedó todo claro”.

“No he reivindicado (la situación) ni tampoco sabría cómo hacerlo. Y Alex Turner estoy seguro de que se acuerda de mí. No creo que muchos fotógrafos le hayan pedido que les tire un cigarro y les escupa”, añade Alberto, cuya historia, al igual que sus fotografías, poco a poco está llegando a todos los portales del mundo.

Ahora ve
Conoce los detalles de "La Bella y La Bestia"
No te pierdas
ç
×