10 álbumes perfectos para regalar en esta Navidad

Estos discos se parecen a una montaña rusa: son intensos, estrepitosos, y al final, te dejan sin aliento. Los álbumes que cambiaron la historia para siempre, en verdad el mejor regalo navideño.

The Beatles – Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band (Capitol, 1967)

1
Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band
The Beatles  Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band  (Foto: Amazon)

Era el 1 junio de 1967, el día que apareció el Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de The Beatles. El disco es una oda a la perfección: idea musical, arte de portada y tecnología de grabación. La experiencia se vuelve estremecedora al escuchar los arreglos orquestales con el acorde de piano que envuelve a “A Day in the Life” (esta parte de piano fue grabada con tres instrumentos tocados al mismo tiempo por diez manos: las de Lennon, McCartney, Starr, el productor George Martin, y el roadie Mal Evans). Es el álbum que anunció el principio del fin para The Beatles, el adiós a los escenarios y el momento en que colgaron sus trajes para dejarse las barbas y melenas largas.

The Rolling Stones – Exile On Main Street (Virgin, 1972)

2
The Rolling Stones
Exile on Main Street  The Rolling Stones

El mundo parecía quedarse sin héroes: Jim Morrison tenía casi un año de haberse despedido de este mundo y, dos antes, Hendrix y Joplin habían partido junto con la magia de los años 60. Los tiempos de amor y paz se habían ido: en los Juegos Olímpicos de Munich, ocho terroristas palestinos irrumpieron en la Villa Olímpica y asesinaron a dos deportistas israelitas y secuestraron a otros nueve con un desenlace trágico. En medio de este cruento escenario, The Rolling Stones editaron el disco doble parecido a un huracán de blues y boogie, con canciones como “Tumbling Dice”, “Rocks Off” y All Down the Line”.

Pink Floyd – The Dark Side of the Moon (EMI, 1973)

3
Dark Side Of The Moon
Pink Floyd  Dark Side Of The Moon  (Foto: Amazon)

Pink Floyd y el viaje sin retorno al lado oscuro de la luna que estimuló a Roger Waters para componer uno de los discos más brillantes de la historia. Alan Parsons le da un sonido genuino y Waters da rienda suelta a su frenesí en nombre de Syd Barrett, el integrante que no se resistió a la tentación de dar el salto a la locura. “Breathe”, “Money”, “Us and Them” o “Brain Damage” se convierten en la canción de cuna del chiflado que mira a la luna.

Nirvana – Nevermind (Geffen, 1991)

4
Nirvana
Nevermind  Nirvana

En 1991, el escritor Douglas Coupland escribió su obra Generación X, donde exploraba los sinsabores de una generación condenada al fracaso. Coupland y Kurt Cobain jamás se conocieron, pero ambos eran unos parias desahuciados por una época que poco o nada prometía. Beavis and Butthead se volvía el estúpido reflejo de los adolescentes viendo MTV y la historia musical no sería la misma desde que sonaron los primeros rasgueos de guitarra con “Smells Like Teen Spirit”, de Nevermind, obra maestra de Butch Vig y Nirvana. “Lithium”, “Breed”, “In Bloom” y “Teen Spirit” son la rolas biográficas de un genio que perdió la batalla de su vida y las de una generación desolada.

Michael Jackson – Thriller (Epic, 1982)

5
Thriller
Michael Jackson  Thriller  (Foto: Amazon)

¿Quién era ese jovenzuelo que deslizaba sus pies caminando hacia atrás? Era Michael Jackson, la estrella pop que transmitió en MTV su primer corto de muertos vivientes donde Michael Jackson era la estrella y el hombre lobo en “Thriller”. Él y el productor Quincy Jones lograron un disco ejemplar con ganchos pop y ritmos de baile. “The Girl Is Mine” (con Paul McCartney) es romance soul mientras que “Beat It” (con la guitarra de Eddie Van Halen) se convierte en el primer gran éxito de música disco de la década. En “Billie Jean”, los hermanos Porcaro, David Paich y Steve Lukather (futuros integrantes de Toto) le dan un toque refinado.

Led Zeppelin – Led Zeppelin (Atlantic, 1969)

6
Led Zeppelin álbum 1969
Led Zeppelin  Led Zeppelin álbum 1969

Toda una generación de rockeros descubrieron otra planicie cuando, desde los primeros acordes de “Good Times Bad Times” –canción que abre el disco debut de Led Zeppelin–, nos advierte que el viaje sería sublime. Led Zeppelin reinventó el sonido que se extendería durante la década de los 70. El sonido del guitarrista Jimmy Page se agitaría con los aullidos de Robert Plant. El doloroso folk-blues de “Babe I’m Gonna Leave You” convivía en feliz armonía con latigazos de rock como “Communication Breakdown” y el alucinante viaje de “Dazed and Confused”.

U2 – The Joshua Tree (Island, 1987)

7
The Joshua Tree
U2  The Joshua Tree

1987 fue el año en que el CD se volvió la tendencia, y U2 editó The Joshua Three, su quinto disco en el que The Edge aprendió a darle un sonido poético a su guitarra con el delay digital y slides estremecedores. “Where the Streets Have No Name” y “I Still Haven’t Found What I’m Looking For” sonaban como bombas de esperanza en medio de un campo minado por la crisis económica mundial y, en medio de este siniestro escenario, “With or Without You” se volvía un himno a la idolatría y la congoja del amor. Brian Eno y Daniel Lanois producen, Bono y compañía se vuelven historia.

Radiohead – In Rainbows (Ato Records, 2007)

8
In Rainbows
Radiohead  In Rainbows

En inicio, Radiohead lanzó In Rainbows en versión digital donde los interesados en descargarlo pagaron lo que les conviniera. La banda reinventó el rock con otro significado y lenguaje que se traduce en canciones como “All I Need” y “Reckoner” música como venida de otro planeta. Thom Yorke y Jonny Greenwood le dieron al rock progresivo/alternativo un nuevo acento.

Café Tacvba – Re (Warner, 1994)

9
Re
Café Tacvba  Re

Café Tacvba inventó el sonido que todas las bandas de rock latino han seguido como Santo Grial. El folclor mexicano no había tenido mejor entendimiento hasta que esta banda tocó “Ingrata”, “El Ciclón” y “El Borrego”. “Esa Noche” se presentaba como una balada ranchera que revelaba a un grupo sin estigmas y arriesgado que, sin saberlo, se convertiría en la banda más creativa y experimental del rock comercial mexicano.

The Stroke – Is This It (RCA, 2001)

10
Is This It
The Strokes  Is This It

En 2001, algo en el ambiente había cambiado y la música parecía gritarlo: cinco jóvenes neoyorquinos de clase alta –vestidos como clones de los Ramones o Velvet Underground– parecían reventaron los clubes con los famosos himnos “Last Night” o “Hard to Explain”. The Strokes abrieron la puerta a que cientos de grupos volvieran a poner el prefijo The y se convirtieran irreverentes y alternativos; la música rock indie de nuestros días está en deuda con The Strokes.