La historia de cómo Syd Barrett fue expulsado de Pink Floyd

En memoria del genio que dio vida y luz a Pink Floyd.
El día que Syd perdió todas las tuercas
Syd Barrett  El día que Syd perdió todas las tuercas

La última vez que Roger Waters, David Gilmour, Rick Wright y Nick Mason vieron a Syd, no se parecía mucho a aquel escuálido y con cabellos alborotados que solían recordar: un tipo andrajoso, vestido de blanco, gordo, con la cabeza y cejas afeitadas entró a los estudios Abbey Road. Era Syd Barret, bueno, lo que quedaba de Barrett. Era 1975, Pink Floyd grababa justamente “Shine On Your Crazy Diamond”.

Podríamos pensar en tres diferentes eras de Pink Floyd: la sicodélica y delirante con Syd al frente; la neurótica con Roger Waters y, finalmente, una onírica y dulce con Gilmour. Pero sin duda, Syd Barrett fue el autor intelectual y emocional del origen y existencia de Pink Floyd. NO existe genialidad sin locura, finalmente Syd se fue a vivir al lado oscuro de la luna.

A finales de los años 60, un Syd propenso al caos y patrocinado por los efectos del LSD perdió no sólo una tuerca, sino todas. Su salida promovió la incursión de Gilmour. Nick Mason, baterista del grupo, recuerda esta dolorosa anécdota en su autobiografía Dentro de Pink Floyd: “En el coche, de camino para ir a buscar a Syd, alguien dijo, ‘¿Recogemos a Syd?’ y la respuesta fue ‘No, no vale la pena”. Syd se quedó esperando, quizá, que sus compañeros pasaran por él para ir a tocar a Southampton

El 6 de abril de 1968 se comunicó que Barrett había “dejado” el grupo. Syd Barrett fue parte de Pink Floyd sólo en los dos primeros álbumes: The Piper At The Gates of Dawn (1967) y A Saucerful Of Secrets (1968). “There's someone in my head but it's not me. And if the cloud bursts, thunder in your ear. You shout and no one seems to hear. And if the band you're in starts playing different tunes. I'll see you on the dark side of the moon”, extracto de "Brain Damage", o una mente lúcida en el eclipse de toda (sin)razón. Pink Floyd en memoria de Syd Barrett.

Ahora ve
G Shock festeja su primer año en Cancún
No te pierdas
×