Los 5 personajes más perturbadores de la TV

Aunque lo que hacen es ética y legalmente incorrecto en mundo real, ver a estos personajes psicópatas de la televisión resulta adictivo y aquí los enumeramos por su grado de abyección.

Ramsay Bolton

1
Es interpretado por el actor galés Iwan Rheon
Ramsay Bolton  Es interpretado por el actor galés Iwan Rheon

Pocas muertes han sido tan celebradas como la de Ramsay, tan bien interpretado por Iwan Rheon. En Game Of Thrones, este personaje mató a su padre a su hermano bebé, violó a Sansa Stark y castró a Theon Greyjoy. Y todo esto lo hizo mientras dibujaba esa sonrisa, inigualable, de psicópata. Que miles de fans hayan celebrado la manera en la que murió en la serie (devorado por sus propios perros), ejemplifica el grado de sadismo que encarnaba. El actor galés describió a su personaje como "una completa escoria, pero alguien muy divertido de interprear"

Negan

2
El ser más malévolo en The Walking Dead...hasta ahora
Negan  El ser más malévolo en The Walking Dead...hasta ahora  (Foto: Cortesía NBC)

Interpretado magistralmente por Jeffrey Dean Morgan, su aparición en el final de la la sexta temporada dejó al borde del asiento a millones de fans de The Walking Dead y luego, al inicio de la séptima, los destrozón de la misma manera en la que él hizo puré a batazos la cabeza de Glen, uno de los personajes más queridos. Su grado de sadismo no paró ahí, pues obligó a Rick a tomar un hacha y cortarle el brazo a su propio hijo para salvar al resto del grupo. Es incluso la razón por la que muchos fans dijeron, en redes sociales, que ya no verían más la serie.

Norman Bates

3
Freddie Highmore es el encargado de darle vida a este personaje inspirado en el asesino serial y caníbal Ed Gein
Norman Bates  Freddie Highmore es el encargado de darle vida a este personaje inspirado en el asesino serial y caníbal Ed Gein

El simple hecho de que este personaje esté basado en Ed Gein —asesino serial y caníbal, quien inspiró el clásico de Alfred Hitchcock, Psycho— es razón suficiente para que asuste a cualquiera. Pero lo que le da un tono aún más perverso a este personaje, encarnado por Freddie Highmore, en la serie Bates Motel es la relación incestuosa que lleva con su madre Norma (Vera Farmiga), a quien él espía cuando se cambia, además se duerme con ella y aspira en secreto el aroma de su ropa interior.

Dr. Hannibal Lecter

4
Esta serie es de terror pero su encanto se encuentra en el suspenso. Aunque puedes creer que ya has escuchado la historia mil veces, te aseguramos que esta serie te sorprenderá gratamente. Te dejam...
Hannibal  Esta serie es de terror pero su encanto se encuentra en el suspenso. Aunque puedes creer que ya has escuchado la historia mil veces, te aseguramos que esta serie te sorprenderá gratamente. Te dejam...  (Foto: Hannibal)

Esta lista estaría incompleta sin la interpretación de Mads Mikkelsen del Dr. Hannibal Lecter en la serie Hannibal. No hace falta describir a detalle las brutalidades que han hecho famoso a este personaje (matar y comerse a sus víctimas) para que resulte perturbador, lo interesante de su retrato en esta serie es que por su estética y la sofisticación culinaria y el rito con el que prepara sus platillos, a más de un espectador le ha pasado por la cabeza si ese muslo humano sabe tan bien como se mira. Mikkelsen dijo que para él, Hannibal es como un tiburón en el sentido de que su naturaleza lo hace ser un predador.

Dexter

5
-
Dexter (Showtime, 2008-2013)  -  (Foto: Dexter (Showtime, 2008-2013))

Quizá lo más retorcido de este personaje, interpretado por Michael C. Hall, es que es un asesino serial al que llegas a querer porque sólo mata a gente mala. También lo que resulta muy perturbador de las primeras temporadas es la facilidad con la que puede fingir ser una persona normal, cuando en el fondo es incapaz de experimentar sentimientos básicos humanos, como la empatía (quizá sólo levemente hacia su hermana) o tener impulsos sexuales (se busca una novia que fue víctima de una violación para así no tener sexo, pues él ni ella sienten esta necesidad). Sus pensamientos en voz en off resultan divertidos, algo que hace cuestionar al espectador si está bien que encuentre humor en semejantes circunstancias.