5 libros mejores que 'House of Cards' si quieres entender la política

La política es uno de los temas que apasionó a grandes de la literatura como Vargas Llosa, Carlos Fuentes y George Orwell. Aquí te decimos qué libros debes leer si quieres saber de poder y estrategia.
BBC
House of Cards  BBC

¿Se puede separar a la literatura de la política? Para muchos, la respuesta es no.

En todo el mundo, la política nacional e internacional ha fascinado a novelistas, poetas, ensayistas, periodistas y críticos literarios. Hoy, basta con abrir un periódico o un sitio de noticias, para comprobar que los escritores siguen arrastrando la pluma tratando de descifrar cómo funciona el complejo mundo del poder.

Esto no es nuevo, la relación amor-odio entre estos dos ámbitos lleva ya siglos. Por esto, si queremos aprender lecciones de política no hay mejor aliado que un buen libro. Aquí te recomendamos algunos:

1. La Fiesta del Chivo de Mario Vargas Llosa
Esta novela ganó el Nobel de Literatura en el 2010 y es la obra maestra del último escritor vivo que nos queda del boom latinoamericano. Cada párrafo de la novela es una lección sobre el poder tiránico y desmedido: “Porque mientras el enemigo de adentro esté débil y desunido, lo que haga el de afuera no importa. Que Estados Unidos chille, que la OEA patalee, que Venezuela y Costa Rica ladren, no nos hace mella. Más bien, une a los dominicanos como un puño en torno al Jefe”.

El libro es un relato vivo sobre el Trujillismo, es decir, la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo –también conocido como ‘El Jefe’ o ‘El Benefactor’– en República Dominicana. Vargas Llosa cuenta cómo este militar llegó al poder y lo mantuvo hasta que lo asesinaron en 1961, sin olvidarse de los estragos eternos que esto representó para el país.

2. 1984 de George Orwell
Este es uno de los libros más famosos de Orwell –el otro es Rebelión en la granja– y disparó sus ventas después de la toma de posesión de Trump. Esta frase de la novela nos puede explicar por qué: “No se establece una dictadura para salvaguardar la revolución; se hace una revolución para establecer una dictadura”.

Lo fascinante del último libro del inglés es que no solo sirve para entender al poder, sino al caos. La novela es negra, pesada y pesimista, justo por eso en tiempos de crisis siempre vuelve a releerse. De hecho, muchos han dicho que Orwell más que escritor, fue profeta.

3. La Muerte de Artemio Cruz de Carlos Fuentes
Una joya literaria para cualquiera que trate de entender la política mexicana. Si no nos creen, chequen esta frase: “Eres quien eres porque supiste chingar y no te dejaste chingar; eres quien eres porque no supiste chingar y te dejaste chingar: cadena de la chingada que nos aprisiona a todos: eslabón arriba, eslabón abajo, unidos a todos los hijos de la chingada que nos precedieron y nos seguirán”.

La novela narra la agonía y muerte de un revolucionario que termino convertido en un político corrupto. Fuentes hace un análisis de cómo se formó el sistema político actual del país luego de que sobrevivientes de la Revolución, traicionaron y destruyeron todos los ideales de esta lucha.

4. El Príncipe de Nicolás Maquiavelo
Si se trata de la perversidad y los fundamentos básicos del poder, nada le gana a esta obra literaria clásica. Maquiavelo escribió el libro hace más de 500 años, pero las lecciones que le heredó a la política siguen vigentes: “El odio se gana tanto con las buenas acciones como con las malas. Un príncipe para conservar el poder, es a menudo obligado a ser perverso”.

El libro puede resultar pesado por su lenguaje arcaico, pero analiza a profundidad temas como: la relación entre política y moral, las estrategias gubernamentales y los mecanismos del poder.

5. Los pasos de López de Jorge Ibargüengoitia
La última novela del escritor mexicano explica que si algo importa más que la política es la historia: “Fue una de las raras batallas en que los muertos victoriosos tienen peor entierro que los vencidos”.

El libro se enfoca en la Independencia de México, en sus héroes, sus villanos y sus sometidos. No solo sirve para conocer mejor la historia del país, también destruye mitos y despierta la curiosidad sobre la sociedad moderna a través de un lenguaje sencillo, accesible, lleno de humor y sarcasmo.

Ahora ve
Este es el porno que le gusta a los mexicanos
No te pierdas