Donald Trump quiere a mandar a Snoop Dogg a la cárcel

El nuevo video del rapero, Lavander, ha logrado enojar al presidente republicano
Youtube
Youtube  Youtube

Apenas han pasado tres días de la publicación del videoclip Lavender del rapero californiano Snoop Dogg, realizado junto a BADBADNOTGOOD y Kaytranada, y la Casa Blanca ya pide su cabeza. El motivo principal es el hecho de que, en una escena este dispara una banderita de "Bang!" con una pistola falsa a un payaso llamado Ronald Klump que, obviamente, guarda cierto parecido con el actual presidente de los EU, Donald Trump. Al final del video, Klump aparece encadenado y ridiculizado por la pandilla de Snoop Dogg.

El video del rapero está construido como una crítica mordaz al actual circo mediático –véase la presencia de estos payasos en todo el video– que reina en los Estados Unidos y que no deja que el público se fije en aquello que de verdad importa, como la brutalidad policial. De hecho, en la primera escena se nos muestra un ciudadano siendo abatido a tiros por un policía en un coche antes de preguntarle cualquier cosa. No obstante, sólo con tocar al presidente ya se ha perdido el mensaje y levantado una feroz polémica, aunque quizás eso era lo que Snoop Dogg quería demostrar...

Ayer el congresista republicano Marco Rubio, quien perdió contra Trump en las primarias republicanas, sería el primero en quejarse del contenido de Lavender al sitio web TMZ con las siguientes declaraciones: "Snoop no debería haber hecho eso. Hemos tenido presidentes asesinados en este país, la gente debería ser muy cuidadosa con eso". Además, añadió: "La persona equivocada podría ver eso, recibir la idea equivocada y tendríamos un gran problema".


Como era de esperar, Trump tampoco se ha quedado callado –nunca lo hace– y también ha respondido al rapero con una amenaza de la única forma que parece saber hacerlo, a través de Twitter, su red social favorita. Así, realizó la pregunta hipotética sobre qué hubiera pasado si la misma situación se hubiera producido con Obama, haciendo referencia a la carrera fallida de Snoop de paso. Remató su tweet con una usual exclamación que, lejos de ser "SAD!" o "WEAK!", esta vez fue "Jail Time!", pidiendo cárcel para el rapero.

Como valoración final, podríamos remarcar la ironía de que alguien que aseguró en campaña el hecho de que podría disparar a alguien en la calle y no perdería votos, se queje ahora de que disparan a un personaje inspirado en él en un video de hip hop. Mientras un coro de voces pide a gritos que Snoop Dogg pida disculpas –incluyendo a Ted Cruz, aunque luego reconoció que "no había visto el video"–, nadie dice nada sobre la primera escena del video.

Ahora ve
Andy Warhol llega al Museo Jumex en la CDMX
No te pierdas
ç
×