El día que Bono se enamoró de Angélica María

Cuando U2 vino por primera vez a México, Bono tuvo un fugaz romance con la actriz y cantante Angélica María.
-
Bono y Angélica María  -  (Foto: Shutterstock)

"El flechazo fue inmediato", decía al teléfono la novia de México, la actriz y cantante Angélica María, con un tono regocijado en orgullo, ostentando su gran conquista, "desde que nos vimos por primera vez, fue notorio su interés; Bono se abalanzó hacia mí, me abordó y comenzamos a hablar toda la noche".

Esta fascinante historia se antojaba inverosímil, como diría una a vieja canción de Nacha Pop: "una mentira bien adornada", cuando en 1993, uno de los chóferes que Ocesa pone disposición de los artistas que trae a México me dijo muy campante: "Yo traje [señalando hacia uno de los hoteles que se encuentran en Paseo de la Reforma] a la señora Angélica María. La mandó traer Bono. Estuvo aquí por horas y luego la llevé a su casa".

Aquella anécdota quedó vagando por años en mi cabeza hasta que en 2004-2005, entrevisté a la Novia de México para Rolling Stone. "Fue cierto", me confirma. El encuentro fue el 21 de noviembre de 1992, cuando U2 tocó por primera vez en el Palacio de los Deportes, de la Ciudad de México, durante la Zoo TV Tour. Fueron cuatro fechas que la banda irlandesa tenía reservada (21, 22, 24 y 25 de noviembre, siendo precisos). "Acompañé a mi hija al concierto y teníamos pases para backstage. Fue entonces que nos encontramos con Bono. En verdad a mí me sorprendió, pero no dejó de hablar. Todo el tiempo se comportó como un gran caballero. Nos dio pases para los siguientes conciertos".

Angélica María y Bono se frecuentaron durante todos esos días. La actriz mexicana lo visitó en su hotel durante los siguientes días. "Fui a cenar con él. Realmente fue encantador, muy simpático, tímido, sensible. Incluso, me pidió que subiera a cantar con él en algunos de esos conciertos. Quería mariachis. Finalmente no sucedió".

Por unos cuantos años, Bono siguió buscando a Angélica María. "Me llamaba por teléfono con frecuencia. Fantaseábamos con vernos en algún momento, pero jamás pasó. No hemos vuelto a hablar". Y así fue el día en que la Novia de México nos puso el cuerno con Bono, el hombre tras las enormes gafas en forma de mosca.

Ahora ve
Los mejores momentos de Carrie Fisher
No te pierdas