Hablamos con Saul Goodman, que hoy regresa a Netflix

Entrevistamos a Bob Odenkirk, protagonista de Better Call Saul
-
Better Call Saul (Vince Gilligan, 2015-...)  -

Le dice a las mujeres que en verdad es Kevin Costner. Transformó un personaje secundario en protagonista. Ha sido guionista de Saturday Night Live y The Ben Stiller Show. Y ha dirigido varias películas, entre ellas, The Brothers Solomon. ¿Todavía no lo ubicas? Es Bob Odenkirk, o Saul Goodman, como se ha acostumbrado a que lo llamen gracias al éxito de la serie Better Call Saul. Hoy, es un abogado muy famoso y uno de los hombres más graciosos —y mañosos— de la televisión moderna.

Para Bob, ¿Saul es un gran drama o una simple comedia?

Diría que un drama en un 90%, aún no entiendo muy bien cómo al público le resulta simpático. Creo que lo apoyan porque siempre hace planes que sabes que no terminarán nada bien.

¿Serías un buen abogado?

Soy terrible para negociar. Enseguida me derrumbo porque quiero una solución rápida. Creo que la razón por la que Saul funcionaba tan bien en Breaking Bad era porque, en realidad, nunca se estaba jugando nada. Siempre ganaba dinero de los problemas de los demás. Por eso siempre hacía bromas y era un caballero a la hora de hacer sugerencias.

¿Al comediante lo juzgan por intentar ponerse serio en la pantalla?

Creo que a la gente le molesta que yo también sea comediante. No pueden creer que uno pueda hacer las dos cosas bien: actuar y escribir comedia. En mi caso, el haber sido guionista me ayuda mucho en mi trabajo como actor. Me ayuda a diseccionar la historia y a entender mejor al personaje. Pero entiendo que a la gente le resulta difícil entender a esta persona que ha hecho tanta comedia y de pronto se pone a hacer drama. No tiene ningún sentido, lo admito, pero, por favor, no se lo digas a nadie.

¿Qué hace a un buen comediante?

Creo que algo que los caracteriza es el compromiso que tienen con los proyectos. Todos los grandes comediantes tienen la capacidad de comprometerse con una propuesta lunática y lograr que se vuelva realidad, simplemente al creer en ella. 

¿Cuál es el mayor reto de Saul al tener su propia serie de TV?

Que en realidad ya sabemos cómo luce Saul Goodman. Lo bueno es que contamos con el apoyo de la audiencia desde el principio porque saben que es el mismo equipo que hizo Breaking Bad y que logró llegar al límite, hacer algo delirante, lo que sea... y eso nos da mucha libertad.

También podría interesarte

No te pierdas