Entrevista con Nico Rosberg, nuevo campeón de F1

Nos fuimos a Frankfurt a platicar con Nico Rosberg, campeón de F1
(Gunter Sahagún)
Nico Rosberg  (Gunter Sahagún)

Nico Rosberg se coronó campeón de la Fórmula 1. Se lo merece, a Mercedes le conviene y los fans del deporte agradecemos un pequeño cambio.

Y digo “pequeño” porque que gane Rosberg, si bien evitó el tercer campeonato consecutivo de Lewis Hamilton (su cuarto en total), no dejaría de ser una nueva victoria para la imbatible escudería alemana Mercedes AMG. Un equipo que, aunque no lo reconozca formalmente, se alegró de la victoria de su estrella germana. Tener a dos campeones en el mismo equipo siempre es mejor que tener a uno solo. Y tener a un campeón local es todavía mejor.

Todo esto discutíamos cuatro integrantes de Life and Style mientras abordábamos el vuelo que nos llevaría de la Ciudad de México a Frankfurt. Todavía nos costaba creer que íbamos a estar frente a Nico Rosberg, gracias al apoyo de su partner Hugo Boss. La cita sería en Mainz, una localidad cercana a la capital financiera —y salchichera— de Alemania, que el piloto iba a visitar para asistir a un evento de carácter benéfico. Sería una mañana de charla y fotografías para intentar captar la personalidad de uno de los mejores pilotos del momento, que en 2015 se convirtió en el primer ganador del nuevo Gran Premio de México.

Nos recibió en Frankfurt para una plática entre amigos.
 Nos recibió en Frankfurt para una plática entre amigos.  (Foto: Cortesía)

Hijo del también piloto Keke Rosberg —campeón del mundo en 1982—, Nico es, en primer lugar, risueño. Desde que entra en escena nunca deja de buscar el lado gracioso a todos sus comentarios. En segundo lugar, está seguro de sí mismo. Nos invita a sentarnos con él mientras come salmón, nos pide hacer la entrevista en español y responde sin titubear. En tercer lugar, es perfeccionista. Revisa las propuestas de looks y nos pide varias veces echarle un ojo a las fotos, no con ánimo censor, sino para comentarlas como si fuera uno más de la revista. “Me encanta la fotografía, siempre llevo mi Leica Q conmigo”, nos cuenta, poco antes de enseñarnos fotos suyas de su mujer y su hija. “Acabamos de estar en Ibiza con el barco. Han sido las vacaciones perfectas: las mejores playas del mundo y la libertad de navegar. Sólo hace dos semanas que tengo la licencia, ¿por qué habré tardado tanto en sacármela?”.

Estos comentarios son todo lo que se permite divagar antes de pedirnos empezar. Nico es una persona centrada a la que no le gusta distraerse. Sus dos únicas preocupaciones en la vida son las carreras y su familia. Hace un momento ni siquiera sabía en qué ciudad estaba. Se ahorra esas preguntas, deja que lo lleven. Así que no perdamos más tiempo.

¿Qué te pareció México? (Hemos venido desde lejos a verte, cuidado con lo que dices de nosotros...).

El premio de México es increíble [se ríe, mientras termina de masticar un pedazo de salmón]. Es en serio. El podio del año pasado fue muy especial, uno de los mejores que ha habido, yo creo, había una atmósfera única y el hecho de que fuera dentro de un estadio de béisbol… no sé, simplemente increíble. Muchas gracias por el apoyo.

Es que llevábamos 23 años sin un Grand Prix.

Y se notaba. Había muchísima gente, se sentía que todo el mundo quería venir a ver la carrera. Para nosotros, eso fue fantástico. Teníamos la agenda abarrotada de eventos con Hugo Boss y otros partners.

¿Cómo sentiste el circuito?

Bien, sin problema. La dificultad es la altura, que lo cambia todo, tanto la sensación del piloto como el funcionamiento del motor y la aerodinámica… Sobre todo nos afectó el poco grip, porque la aerodinámica no funciona bien con escaso aire. Ah, y que cuando dormía sentía que me faltaba el oxígeno. º

Pese a ello, ganaste. Aunque la suerte ya estaba echada con Hamilton como campeón. ¿Esta vez será una carrera decisiva?

Puede serlo, sin duda, está muy cerca del final de la temporada. Veremos en qué punto estamos cuando lleguemos.

Todo apunta a que 2016 puede ser tu año.

Ha sido un buen año hasta ahora, sí. Muy cerca de Lewis, como siempre, que es un rival que conduce muy bien; el campeón del mundo, vaya. Con él siempre es difícil, pero es una lucha muy bonita. Me gusta ganar contra él, no te negaré que lo estoy disfrutando.

¿Qué es lo más difícil de estar en lo más alto?

La gente que habla, que ensucia el ambiente con sus palabras y murmullos. Los medios que están en el circuito, la gente que alimenta los rumores… Es bastante complicada esa parte.

¿Cómo te alejas de eso?

No leyendo nada de nada de nada.

Entrevistamos a nico Rosberge n una plática súper amena
 Entrevistamos a nico Rosberge n una plática súper amena  (Foto: Cortesía)

Con internet es difícil, ¿no?

No, fácil.

¿Cuál es la clave para ganar este año?

Ser constante, evitar los errores y acabar bien las carreras. Otra clave es lo que haga mi compañero. Si comete muchos errores, eso puede ayudarme (al cierre de esta edición, Rosberg lidera el campeonato con 273 puntos, contra 265 de Lewis Hamilton).

Ya han pasado 10 años desde tu primera carrera en Bahréin. ¿Qué recuerdos guardas?

Los nervios. También la satisfacción. Empecé mi trayectoria en la Fórmula 1 bastante bien, porque logré la vuelta más rápida y porque, después de un accidente que me colocó en último lugar, recuperé hasta situarme séptimo. Fue una muy buena carrera para empezar.

¿Cómo fue trabajar con Michael Schumacher?

Increíble. Ganó siete veces el mundial porque todo lo que hacía y cómo lo hacía era perfecto. La relación con el equipo, el cuidado de su cuerpo, cómo se coordinaba con los ingenieros, trabajando los datos… y su talento natural como piloto, claro. Impresionante. De él aprendí la importancia de la concentración total.

¿Cuál ha sido tu mejor compañero de equipo?

Alex Wurz, porque es muy simpático y muy fácil de tratar. Pero disfruto más ahora a Lewis, porque ganar contra él es lo mejor.

¿Cuál es tu opinión sobre el Checo Pérez?

Que conduce muy bien. Se merece un buen coche, el problema es que ya lo tuvo en McLaren y no hizo un trabajo perfecto. Pero ha tenido dos podios este año y va por encima de Hülkenberg, que está bien.

Si pudieras cambiar algo de la F1, ¿qué sería?

Me gustaría que fuera más fácil adelantar, porque así habría más peleas. En las motos, las carreras están un poco mejor porque muchas veces los pilotos se adelantan. Eso necesitamos en la Fórmula 1.

¿Qué es lo último que haces antes de correr?

Escucho música dance, los dj’s de Ibiza.

¿Cuál es el mayor halago que te han hecho?

Muy rápido. Un piloto excelente. Es lo que dicen, eh. Gracias, pero yo pienso mis cosas.

¿Qué piensas tú?

Mejor [bromea], soy mejor que un excelente piloto.

Vestido con Hugo Boss y relojes IWC
 Vestido con Hugo Boss y relojes IWC  (Foto: Cortesía)

¿Cómo te sueles vestir?

Pues depende. En casa tengo un estilo muy relajado, con los jogging y así. Cuando salgo, si hace calor soy fan del Ibiza style, con una camisa de lino y unas bermudas. Para un fin de semana elegiría unos chinos blancos, una camisa de lino y unos zapatos. Y si tengo un evento más formal, entonces aplica un estilo más elegante de la mano de Hugo Boss, con el traje, la corbata, el pañuelo...

¿Qué es lo que más te gusta de Hugo Boss?

Los trajes hechos a medida. Y no sólo por el resultado, que siempre es muy bonito, sino porque me encanta elegir lo que quiero tanto en materiales como en colores. Disfruto mucho ese proceso. También amo poder pedir toda la ropa que quiero gratis, no me gusta nada ir de shopping.

¿Cuál es el papel de Hugo Boss en Alemania?

Todo alemán, cuando piensa en calidad, estilo y buen gusto, piensa en Hugo Boss. Cuando necesita un buen traje, acude a Hugo Boss.

¿La vestimenta nos define?

Yo me visto de muchos estilos distintos, ¿cómo pueden adivinar cómo soy?

¿Quién es tu referente de estilo?

David Beckham, pero estoy muy lejos de él [sonríe]. Aunque si trabajo, quizá pueda mejorar.

¿Qué es para ti el éxito?

Ganar. Luchar contra los otros pilotos. Ser el mejor. Ir a mucha velocidad con el coche, cerca del límite.

¿Cuál ha sido tu mayor error?

En mi primer año en la Fórmula 1, durante la última carrera, tuve un accidente con mi compañero Mark Webber que dejó a los dos coches fuera. Eso no se puede hacer. Es muy malo. Fue un momento difícil porque me di cuenta de que para todo el equipo que estaba en Brasil se había terminado la carrera... Por mi culpa.

¿Cómo te levantas de algo así?

Levantarse no es tanto problema en mi caso. Con el tiempo todo pasa, o casi todo. Es la parte finlandesa que hay en mí. Los finlandeses son luchadores, creo que por eso cuando me caigo no tengo problemas para levantarme con motivación, continuar y pensar sólo en lo que sigue, en cómo mejorar a partir de ese momento.

Las dificultades te ayudan.

Claro. Como este año en Barcelona, que nos rompimos los coches Lewis y yo. Son momentos difíciles, pero me ayudan a aprender y a reforzar mi personalidad. A saber cómo reaccionar, cómo manejar una situación así con el equipo y con mi familia. Se aprende mucho. La Fórmula 1 es la mejor universidad del mundo. A los 20 años, de golpe, entras en una empresa como Mercedes y te colocan directamente en lo alto, casi en el mismo nivel que los grandes líderes de la compañía. Trabajas con ellos, te habitúas a comportarte en ese ambiente, al respeto en el trato y a la presión. Crecí muy rápido.

¿Hay algo que cambiarías de tu vida?

No, nada. Tengo mucha suerte en la vida privada y en el deporte.

¿Tu papá quería que fueras piloto?

Le gustaba la idea de que lo fuera. Empecé con él, él me animó a correr go karts. De hecho, nunca olvidaré que, con 10 años, los dos fuimos al kartódromo y yo me decepcioné mucho porque él iba muy despacio comparado conmigo [ríe]. Ahora entiendo que él era conductor de coches, mientras que yo era profesional del go kart, pero en ese momento fue raro porque él era mi héroe y le gané.

¿Tu padre es tu héroe en la vida?

No. Pero es un role model, hace cosas muy bien, tiene buena cabeza.

¿Cómo te ves en dos años?

Me veo con una familia bonita. En el deporte, he firmado un nuevo contrato con Mercedes, por dos años más, que me encanta porque es el mejor equipo… ¡y porque tienen a Hugo Boss como partner! [da un golpe en la mesa y se gira para sonreírle a la PR de la firma alemana]. Espero ganar muchas carreras, y a ver si puedo ganar el mundial.

¿Cómo te gustaría que te recordaran?

No me importa. Supongo que como un luchador. Como una buena persona, alguien que le devuelve algo a los fans. Y como un buen piloto. Al final, los resultados son lo que cuentan. Muchas victorias.

Ahora ve
Chumel Torres confirma segunda temporada con HBO
No te pierdas
×