Autavia es la reinvención de un gran clásico de TAG Heuer

Diseñado por Jack Heuer en 1962 es reconocido por ser uno de los relojes utilizados por pilotos de la talla internacional.
La nueva versión del reloj Autavia
TAG HEUER  La nueva versión del reloj Autavia  (Foto: Cortesía)

Diseñado por Jack Heuer en 1962 es reconocido por ser uno de los relojes utilizados por pilotos de la talla de Jochen Rindt, Mario Andretti, Jo Siffert y Clay Regazzoni durante los años 60 y 70 en las carreas automovilísticas. Se destaca, además, por ser uno de los primeros cronógrafos de pulseras con bisel giratorio de TAG Heuer. Ahora y a 55 años de distancia el Autavia regresa para deleitar a los coleccionistas.

TAG Heuer Autavia "Rindt" y que inspiró la nueva edición
 TAG Heuer Autavia "Rindt" y que inspiró la nueva edición  (Foto: Cortesía)

El nombre de Autavia lo toma de las primeras letras de las palabras: automóvil y aviación ya que fue concebido para solucionar el registro de tiempos para cada disciplina. Para la nueva edición de esta pieza la firma suiza convocó en su página de internet a los entusiastas del modelo para que eligieran el que ellos consideraban era la mejor versión del reloj de entre 16 modelos vintage. El elegido fue el Autavia “Rindt” y que porto el piloto austriaco John Rindt durante su participación en la Formula 1.

Lleva una correa de piel de becerro para aumentar el aspecto vintage
 Lleva una correa de piel de becerro para aumentar el aspecto vintage  (Foto: Cortesía)

Este nuevo Autavia se ha creado en una caja de acero de 42 mm, tres milímetros más que su antecesor. Mientras que el calibre Heuer-02 de movimiento automático, asi como una reserva de marcha de 80 horas, un fechador a las 6 horas y resistencia al agua de 100 metros. Los materiales también se han renovado ya que se utiliza aluminio en el bisel giratorio. Se conservaron sus pulsadores de tipo zeta y para conseguir el aire vintage se le dotó de una correa de piel de becerro envejecido.

Ahora ve
G Shock festeja su primer año en Cancún
No te pierdas