Manscaping: El arte de la depilación masculina de ciertas áreas

Es el término que se le da al cuidado masculino, inclinando el concepto para referirse a rasurarse o depilarse el vello corporal.
American Pie
Jim  American Pie  (Foto: Cortesía)

Hay algo un tanto femenino en el término “Manscaping”. Suena como si quisiéramos huir de nuestra masculinidad. Pero mucho de lo que hacemos en nuestro cuidado personal no sólo es para nosotros mismos, es para ser más atractivos para nuestra pareja. Manscaping es el término que se le da al cuidado masculino, inclinando el concepto para referirse a rasurarse o depilarse el vello corporal.

Por eso, y ante esta tendencia, aquí te contamos qué sí se vale y qué no se vale de la depilación masculina y cómo tratarla.

Iniciemos por lo más sencillo: La Barba


Poco a poco la moda del hombre con barba estilo Hipster o Lumbersexual como seña de identidad masculina va decayendo. Pero muchos chicos aún se aferran al darse cuenta de los múltiples beneficios, viéndose más atractivos, estilizados y varoniles

Hay dos estilos, la barba corta y cuidada y la de tres dias. La corta es la que más favorece, aunque exige un cuidado casi diario. El kit indispensable: maquinilla o tijeras para recortar, un peine, un buen acondicionador o aceite perfumado para barbas.

El otro tipo de barba es un estilo más moderno y un tanto descuidado aunque se requieren sus imprescindibles como una maquinilla con diferentes cabezales, pasándola en el sentido contrario al crecimiento del cabello. No olvidar la crema aftershave y un buen exfoliante antes de afeitar la zona.

Cuidado masculino
 Cuidado masculino  (Foto: Cortesía)


Vello Corporal
Si bien en gustos se rompen géneros como reza el dicho, es una realidad que cada vez más firmas de cuidado personal tienen líneas para los hombres. Hoy en día las mujeres agradecen que nosotros pongamos cuidado en nuestro aspecto. Parte de eso es depilarnos, no necesariamente requieras terminar cual Zac Efron. Hay partes del cuerpo masculino que sin vello se ven mucho mejor, la espalda es un gran ejemplo.

La ducha es una gran opción para rasurar y quitar el exceso de vello de tu cuerpo. Compra una rasuradora especialmente para tu cuerpo, no con la que te afeitas por favor.

Debajo del cinturón
Si bien la moda retro en las pasarelas ha tenido un regreso favorable en los últimos años, en pleno 2017 es necesario recortar de vez en cuando.

Es entendible que sea una zona delicada y que lo último que quieres es pasarle un objeto afilado. Se requiere de paciencia y control para esa zona, ya que la piel es más ligera. Rasurar esa zona seca es una mala idea, la ducha es una opción, empieza por mojarte para facilitarte la tarea. Requieres un gel especial sin alcohol que contenga aloe para no irritarte. Para esa sensación de comezón después de afeitarte esa zona, sólo debes comprar una crema hidratante y listo.

Ahora ve
Conoce los detalles de "La Bella y La Bestia"
No te pierdas
×