Catálogo de tipos de ex novia

Porque siempre van a estar ahí para poner celosa a tu novia
-
Getty Images  -  (Foto: Getty Images)

1. La ex manita sudada

Ella fue tu primera novia. Seguro ibas en primaria o secundaria y agarrarle la mano era casi misión imposible. Con ella aprendiste un principio básico: tener novia quita tiempo. Por lo general no la cuentas cuando te preguntan por tus ex novias porque fue más maestra de principios universales que novia. Cada vez que la ves se acuerdan de su relación entre risas y comentarios entrañables.

2. La ex insuperable

Ella fue la primera mujer que te gustó de verdad y que cuando te dejó te demostró que a veces eres débil. Con ella fueron tus primeras veces importantes. En tu relación hubo muchas peleas y el mejor sexo, todo fruto de la inexperiencia, por eso mismo te resultó tan difícil superarlo. De hecho, todavía piensas en ella a ratos. 

3. La ex rebound

Ni modo, la vida no es justa y tú no fuiste nada justo con ella. ¿Por qué anduviste con ella? Todavía no tienes respuesta. Seguro acababas de salir de una larga relación o te querías vengar de alguien. Nunca la quisiste y para ser muy honestos, verla o salir con ella entraba dentro de los sacrificios que tenías que hacer los fines de semana. 

4. La ex ojo alegre

Ella te enseñó que no sólo nosotros entramos dentro de la categoría "ojo alegre". Más de una vez intentó seducir a tu mejor amigo pero él, respetando tu amistad, la rechazó (o eso te gusta creer). Cuando salían a un bar, si ibas al baño, cuando regresabas a la mesa la veías rodeada de hombres que acababa de conocer y que, para colmo, te quería presentar porque era bien buena onda.

5. La ex cursi

Pastelito, osito, cielito, mi vida, bebito, gordito, chiquito y nubecita fueron algunos de los apodos que te puso. Gracias a ella tus amigos se burlaron de ti. ¿Lo peor? Entraste a su dinámica sin darte cuenta. 

6. La ex inolvidable

Quieres mostrar lo contrario, pero la sigues esperando cuando claramente a ella no le interesas en lo más mínimo. Has intentado reconquistarla pero todos tus intentos han sido fallidos.

7. La ex hot

Sólo anduviste con ella por su físico, no te importaba lo que decía, cómo pensaba o lo que quería de la vida (posiblemente porque no pensaba mucho). Tu relación con ella se basó en su increíble atractivo físico. Aunque cortaste con ella hace años, la sigues presumiendo cada vez que tienes la oportunidad.

8. La ex que no come

Fuiste con ella a todos los restaurantes del mundo y lo único que la viste comer fue una ensalada y un vaso de agua. Sí, parecía diálogo de película cada vez que tenía que interactuar con un mesero, siempre pedía lo mismo y, a veces, no comía nada.

9. La ex karma

Le rompiste el corazón a la ex rebound y quedaste pésimo con la ex cursi... y llegó a tu vida una mujer que te hizo pagar todas las que hiciste. Más de una vez te gritó, te hizo quedar mal, te armó berrinches y, en el peor de los casos, hasta te pegó. Vale, no dolía, pero sucumbiste al extraño atractivo de sus problemas y, además, te sentiste culpable. El poder su retórica era grande.

10. Tu peor error

"¿En qué estaba pensado?", "¿Cómo se me ocurrió?" o "¿Por qué me dejaron andar con ella?" son las frases principales que vienen a tu cabeza cada vez que la recuerdas. Ha pasado el tiempo y todavía no logras entender por qué tomaste la brillante decisión de empezar una relación con ella. ¿La peor parte? Nunca, no importa que tan sabio te vuelvas, lo lograrás entender.

11. La ex stalker

Ella conoce perfectamente el órden de tus fotos en Facebook, lo que pones en Twitter y a quién sigues en Instagram. Cada vez que tiene la oportunidad le pregunta a todo el mundo (literalmente) por ti. Está más enterada de tus proyectos que tu madre. Siempre te manda saludar. ¿Nunca te ha pasado que ves un coche muy parecido al de ella? No, no era uno parecido, era ella dispuesta a enterarse de todos tus movimientos. Cuando sus amigas te ven en un antro con tu nuevo ligue, te toman fotos y no te dejan de ver, ella las tiene amenazadas. Está pensando en secuestrarte.

12. La ex vengativa

A diferencia de la ex "karma", ella sólo quiere que la pases mal sin razón. ¿Por qué? Por el puro placer de hacerte sufrir. Cada vez que puede habla mal de ti y hasta te ha ahuyentado a varias mujeres.

13. La ex psicópata

Cuando dices "está loca" no estás exagerando. A diferencia de la stalker, a ella no le da ni un poco de pena marcarte para cuestionarte todo lo que haces. Se enteró que estás saliendo con alguien o que se te pasaron las copas el fin pasado y te lo hizo saber. Siempre que cometes el error de contestarle el teléfono las frases protagonistas de la conversación son: "Soy lo mejor que te ha pasado en la vida", "te vas a arrepentir de haberme dejado", "¿en serio me cambiaste por esa?" y "cuando regreses a rogarme va a ser demasiado tarde". Loca.

14. La ex criticona

Para ella no tenías ningún aspecto positivo, NADA. No sólo te criticó a ti, tus amigos y familiares también fueron víctima de su veneno. Todo el tiempo te estaba educando. La peor parte es que ya que te hacía perder la paciencia después de 1208734 criticas en un día, decidías contestarle y la víctima resultaba ser ella.

15. La ex friendly

Ella es la excepción a la regla. Cortaste, dejaste pasar un tiempo y un día te la encontraste y te diste cuenta que andar con ella fue una pésima idea, no por que ella no valga la pena, si no porque funcionan mejor sin el factor sentimental de por medio. Es tu gran amiga y siempre es tema de conflicto con tu novia actual. Le has explicado mil veces que no sientes nada por ella y no te cree. La puedes invitar a una boda, al estadio o a una comida con tus amigos y siempre vas a obtener el mismo resultado: diversión extrema. A veces te apatece acostarte con ella por diversión, pero luego se te pasa.

16. La ex interesada

A ella no sólo no le gustabas, le dabas lo mismo. ¿Qué sí le interesaba? Los regalos que le dabas y todas las cuentas que pagaste. Buscaba que le compraras todo lo que le pasaba por la mente. ¿La peor parte? Tus amigos te lo dijeron desde el principio pero tú decidiste ignorarlos.

17. La ex que tenía el vestido de novia en la cajuela

Desde la primera cita sacó el incomodísimo tema: "¿te gustaría casarte?" Tú, intentando olvidar su comentario, decidiste seguir saliendo con ella hasta que se volvió tu novia. No hubo un día que no tocara el tema del anillo y la boda. Hay algo que sí le tienes que reconocer, su habilidad para siempre poner el tema en la mesa con humor. Podías estar hablando de futbol o de la prepa y ella, sin mucho esfuerzo, sacaba el tema. A diferencia de ti, a ella no le molestaba hablar de la ceremonia, los invitados o de los 6 hijos que iban a tener. Para ella el futuro era ahora. Para ti, unas cuantas fiestas más.

18. La ex viciosa

La conociste y te pareció un partidazo por su energía y humor. Después de varias citas decidiste llevarla con tus amigos a un bar o a un antro... ¡y los emborrachó a todos! Su aguante con el alcohol era impresionante, nunca la viste en estado inconveniente. Intentaste vengarte en más de una ocasión pero el resultado siempre fue el mismo: te quedaste dormido en el sillón mientras ella siguió la fiesta hasta las 11 am. La reina del after.

19. La innombrable

Nada, no hay nada en este mundo que te moleste más que oír su nombre. Ella logra sacar lo peor de ti cada vez que la recuerdas. No sólo te hizo algo que no te gustó para nada, te amargó y lo disfrutó.

20. La que dejaste ir

Ella es la mujer que no te gustaría que formara parte de esta lista. La novia que dejaste ir por (tú decide la palabra que va aquí). La relación con ella era increíble, después de pasar por los 19 tipos antes mencionados la conociste y estabas feliz. Sí, había peleas pero nada que no pudieran resolver juntos. Te comprometiste al cien. Nunca te dijo que no y siempre se preocupó por tu bienestar. Nunca te reclamaba de tus planes y confiaba totalmente en ti. No hubo momento de tu relación en el que dudaras que ella era tu otra mitad hasta que decidiste por alguna extraña razón cortarla. Estabas seguro de que podías vivir sin ella y ella todavía intentó arreglar las cosas. Decidiste quedarte con tu libertad y decirle adiós. Los papeles se cambiaron y ella se dio cuenta de que se merecía algo mejor que tú y tú, bueno, digamos que todavía no ves la luz al final del túnel.

También podría interesarte

Ahora ve
No te pierdas