Gillette, los inventores del rastrillo

Visitamos la sede de la compañía en Boston para conocer su historia
-
Fotografía de Aydee Cuevas  -  (Foto: Fotografía de Aydee Cuevas)

¿Por qué no crear una navaja de afeitar que jamás tenga que afilarse? Esa simple pregunta llevó a King G. Gillette a transformar, en 1901, la forma en que los hombres se rasuran con la invención del safety razor (rastrillo), que le evitó muchos dolores de cabeza al usuario. Desde entonces, Gillette no ha dejado de mejorar la experiencia de afeitado: desechables, varias hojas, con resortes... ¿lo último? La tecnología flexball, que permite al rastrillo adaptarse a los contornos de la cara con gran movilidad.

Leer: Consejos de Barbería Capital para el afeitado perfecto

La evolución 

Desde la primera invención de King C. Gillette hasta el Fusion ProGlide, aquí los rastrillos más emblemáticos:

Safety Razor 1901

La primera maquinilla de la historia con una hoja deshechables.

 

Trac 2 1971

Más conocido como GII, este es el rastrillo que innovó con sus dos hojas.

 

Sensor 1990

Un invento infalible por su banda lubricante, cabezas móviles y hojas montadas sobre dos resortes independientes para moverse verticalmente.

 

Mach 3 1998

La más vendida jamás por la marca. Si dos hojas parecían pocas, se añadió otra para las famosas tres pasadas en una.

 

F. ProGlide 2010

Estas cinco hojas más delgadas permiten un afeitado perfecto con el modo sencillo y de vibración. Un rastrillo sin precedentes... hasta ahora.

También podría interesarte

Ahora ve
Chumel Torres confirma segunda temporada con HBO
No te pierdas