12 razones por las que no consigues bajar de peso

Si estás desesperado por perder algunos y kilos y aún no lo logras, toma nota
-
bajar de peso  -  (Foto: Irrational Men (Woody Allen, 2015))

No sólo se trata de la apariencia física, también de mantenerse saludable. El exceso de grasa abdominal es un predictor de enfermedades cardiacas, diabetes y algunos tipos de cáncer. Si la dieta y el ejercicio no han logrado que te deshagas de ella, te dejamos 12 factores que pueden ser los culpables.

1. Tomas mucho alcohol

Las bebidas alcohólicas tienen muchas más calorías de las que piensas, éstas se concentran en el estomago, provocando que tu metabolismo se haga lento.

 

2. La edad

Si a tus veintitantos te está costando, o te costó bajar de peso, a tus treintas va a ser mucho más difícil. A medida que envejeces, tu cuerpo cambia la forma en que gana y pierde peso. Además, tu tasa metabólica disminuirá.

 

3. Tu entrenamiento no es el mejor

No sólo necesitas correr o hacer elíptica. El entrenamiento cardiovascular te ayudará a mantenerte sano, pero si lo combinas con pesas quemarás mucho más grasa. Kate Patton, nutrióloga de la Clínica Cleveland, recomienda hacer 250 minutos de ejercicio de intensidad moderada o 125 de alta intensidad a la semana.

 

4. Alimentos procesados

El cereal refinado como el pan blanco, galletas, papas y azúcar, aumentan la inflamación del cuerpo. Comer demasiados alimentos procesados obstaculizará la capacidad de perder grasa en el vientre. Los alimentos naturales como frutas, verduras y granos entero están llenos de antioxidantes, que tienen propiedades anti inflamatorias y por lo tanto previenen la grasa del estómago.

 

5. Comes grasas malas

El cuerpo no reacciona a todas las grasas de la misma manera. Si comes mucha grasa saturada, aumentará tu nivel de grasa visceral. Las nueces, semillas de girasol, aguacate y salmón, contienen grasa con efecto antiinflamatorio, si comes la cantidad adecuada, lograrás disminuir algunos centímetros de cintura.

 

6. Tu entrenamiento no te exige

Tus ejercicios te tienen que hacer sudar la gota gorda. Es necesario hacer actividad física a intensidad máxima, de esta manera quemarás la mayor cantidad de calorías.

 

7. Estás haciendo las abdominales equivocadas

Tienes que hacer ejercicios funcionales donde involucres los músculos de la espalda, pelvis, oblicuos y abdomen, así quemarás mucho más grasa.

 

8. Estrés

¿Trabajo o deudas? Sea cual sea la fuente de tu tensión, necesitas relajarte. La hormona del estrés (cortisol) puede aumentar la cantidad de grasa que se aferra a tu cuerpo. Los niveles altos de cortisol tienen relación con el nivel de grasa visceral.

 

9. No duermes lo suficiente

Si duermes menos de 6 horas eres más propenso a ganar kilos que si durmieras de 7 a 8 horas por noche.

 

10. Tienes cuerpo de manzana

Tu situación es más difícil, pero no imposible. Si cuando subes de peso, todo se concentra en las caderas y muslos, tienes cuerpo con forma de manzana. Esta predisposición genética hará que te cueste mas trabajo quemar calorías.

 

11. Estás enfermo

Si tus niveles de testosterona son altos, es posible que tengas dificultad para perder peso. Ten cuidado porque también puedes tener predisposición a ser diabético.

 

12. No estás motivado

¿Estás comprometido a llevar una dieta balanceada y a hacer ejercicio por lo menos tres veces a la semana? Si la respuesta es sí, será más fácil de lo que piensas, sino, prepárate para sufrir. Una vez que empieces a ver resultados, ¡no podrás parar!

 

 

También podría interesarte

Ahora ve
Los mejores momentos de Carrie Fisher
No te pierdas
×