7 consejos legales para conservar tu matrimonio

En algunos casos el divorcio no es la solución, así que mejor salva tu relación y tu dinero
-
Forgetting Sarah Marshall (Nicholas Stoller, 2008)  -  (Foto: Forgetting Sarah Marshall (Nicholas Stoller, 2008))

Antes de divorciarte es necesario que analices y pienses, las veces que sea necesario, los pros y contras de esta difícil decisión ya que una vez iniciados los trámites generalmente no hay marcha atrás. Y si crees que aún hay solución dale un vistazo a estos consejos para que tu matrimonio funcione revelados recientemente por un grupo de expertos en divorcio, mediadores y planeadores financiaros en el portal goodhousekeeping.com.

1. Los acuerdos prenupciales no son necesarios

Piénsalo bien antes de solicitar uno, ya que lejos de beneficiar pueden causar daño.

"Son coercitivos y unilaterales, emocionalmente perjudiciales y destructivos. Además, por lo general hay leyes para proteger a ambas partes de todos modos", comentó el abogado de New Jersey, Stuart Minion.

2. Solcitar apoyo no te hace menos hombre

No tengas miedo a pedir apoyo a tu familia o amigos cuando te sientas presionado, deja de lado el qué dirán.

"A menudo, el compromiso de casarse conlleva grandes expectativas de la familia y amigos", dice Abby Rosmarin, un mediador familiar.

"Puede haber una presión extra para seguir siendo una unidad una vez casados ​​y las apuestas pueden ser mayores de no exponer las grietas a las personas que puedan prestar apoyo”, agregó Rosmarin.

Así que habla, recuerda que al que no habla Dios no lo oye.

3. El divorcio implica dinero y tiempo

No sólo casarse implica desembolsar altas cantidades de dinero sino también divorciarse ya que debes considerar la asesoría legal y los trámites para anular el matrimonio, aunque si bien existen divorcios express en nuestro país en cada estado se rige una legislatura diferente. En ocasiones divorciarse toma como mínimo un año.

4. Los hábitos financieros merecen ser debatidos

Esto es algo que debiste haber contempleado antes de comprometerte, considerar los hábitos financieros de tu pareja, en qué gasta y qué tan a menudo lo hace, y es que al momento de casarte también adquieres las deudas de tu pareja.

"La mayoría de la gente no entiende lo importante que es que las parejas tengan objetivos financieros similares y hábitos", comentó Joslin Davis, presidente de la Academia Americana de Abogados Matrimoniales.

5. El divorcio viene con un período de luto

"La gente a menudo se sorprende por la sensación de pérdida, incluso si están ansiosos por comenzar un nuevo capítulo (...) El cambio a menudo es inquietante”, afirma Rosmarin.

Es un paso que debe ser analizado de la mejor manera ya que esta decisión influirá en el resto de tu vida. Piensa bien las cosas.

6. Mantén tu propia línea de crédito

"Una de las recomendaciones financieras más importantes que hago a mis clientes es ser conscientes de su calificación crediticia", comenta Samalin. 

"Al tener la autonomía del crédito, usted está asegurando su capacidad para obtener un préstamo sin su cónyuge." Ya sabes por si algún día se acaba el amor.

7. Tu abogado no es tu terapeuta

Al reunirse con los abogados de divorcio, las personas a menudo quieren contar su historia, dice Minion. "Ellos quieren explicar por qué se están divorciando y validar sus razones”.

Así que antes de contratar a tu abogado quizá primero debes contactar a un terapeuta o psicólogo para que te pueda asesora.

También podría interesarte

Ahora ve
No te pierdas