A cuadros o a rayas… ¿cuando debes usar estas camisas?

¿No sabes cómo usar una camisa? Te enseñamos a portar los diferentes tipos que existen.
-
Foto tomada por Aydee Cuevas  -  (Foto: Foto tomada por Aydee Cuevas)

Las camisas son muy importantes para nosotros. Es una de las prendas que podemos usar en diferentes looks y ocasiones. Para que no cometas errores de estilo, te decimos qué tienes que tomar en cuenta para poder sacarle provecho a esta prenda.

1. Camisa lisa

Los tonos son infinitos. Puedes adquirir una café, negra, verde, etc. Eso sí, las que no pueden faltar en tu clóset son: blanca y azul.

Para looks casuales se vale usar todos los tonos que se te ocurran. El lado positivo de las camisas lisas es que se pueden combinar con todo, no importa si quieres usar un traje a cuadros o si prefieres usar unos jeans y unos loafers.

OFICINA: Para los looks laborales es recomendable que portes una camisa blanca o azul. Las dos son aceptables. Si no quieres cometer errores, mejor apuesta por la blanca. 

Una camisa blanca nunca te va a hacer quedar mal, la puedes usar todo el año. ¿Cómo puedes distinguir si una camisa blanca o azul tiene un fit formal o más casual? ¡Fíjate en la estructura de la prenda! Si tu camisa tiene muchas bolsas y su corte se ve más sport, no la uses con un traje. Ahora, si tu camisa sólo tiene una bolsa y todo lo demás conserva una apariencia elegante, úsala con traje o en outfits semi formales.

2. Camisa a rayas

Algunos expertos de moda te dirán que está camisa tiene esencia sport. ¿A qué se refieren con esto? Una prenda con este tipo de ADN está hecha para usarse con looks casuales o semi formales. 

No hagas caso de todo lo que te digan. Hoy en día es válido que la uses con traje o con unos pantalones de vestir. El truco es poner especial atención en el grueso de las rayas. Mientras más delgadas, más formal será la camisa y viceversa, mientras más gruesas las líneas, más casual.

Te recomendamos que no optes por camisas con rayas horizontales. Las polos y t-shirts con rayas horizontales son una prenda ideal para cualquier hombre pero en camisa el efecto es diferente. No sólo les da un look demasiado casual, también es una prenda difícil de usar si no eres delgado. 

OFICINA: Estas camisas las puedes usar en el trabajo de dos maneras: 

a. Con unos pantalones formales, unos oxfords y un chaleco o suéter.

Este outfit es muy funcional para el trabajo. No te verás desarreglado pero tampoco te verás demasiado elegante. Si tu oficina te lo permite, no dudes en usarla de esta manera. Por ningún motivo las uses con un traje a rayas. Algunos especialistas aseguran que si las rayas del traje son de diferente grosor que las de la camisa, se ve bien. Nosotros te recomendamos que evites errores de estilo y que las portes con artículos sencillos. 

b. Combinadas con un traje

Este tipo de camisas es ideal para usar trajes sin corbata. Ahora, si prefieres apegarte al estilo clásico e usar corbata, te recomendamos que la corbata y el traje sean lisos. Recuerda que las rayas no deben ser demasiado gruesas. 

3. Camisa a cuadros

Estas camisas están hechas para looks casuales. Sí, hay algunas que pueden funcionar para outfits más formales pero te recomendamos apegarte al estilo "business casual". Las reglas para las camisas a cuadros son muy parecidas a las de las camisas a rayas.

Mientras más grandes sean los cuadros, más informales son. Mientras más chicos los cuadros, más formales. 

Por lo general, los cuadros grandes no son el único componente para notar la informalidad de la camisa. Si es de franela y tiene cuadros grandes, está hecha para que la uses fuera de la oficina. 

Las camisas informales a cuadros tienen muchas ventajas. No sólo te sacan de apuros, están muy de moda y casi nunca se ven mal. Las puedes combinar con un par de jeans y unas botas informales. 

OFICINA: Sólo las puedes usar si los cuadros son chicos. No te recomendamos usarlas con traje ya que es muy fácil cometer errores. Mejor combínalas con un suéter y con unos pantalones de vestir. 

4. Camisa con estampado

Este tipo está hecho para la vida nocturna o para eventos casuales. La prenda es muy funcional si tienes un estilo atrevido y urbano, si te gusta más lo tradicional no te recomendamos usarla.

Si vas a usar una, recuerda que será el elemento más cargado de tu look. No se vale combinarla con sacos llenos de aplicaciones o con pantalones que tengan mucha personalidad. Combínala con prendas neutras. 

OFICINA: No, no y no. A menos de que trabajes en un lugar donde el código de vestimenta sea causal, evita usarlas. No van con trajes ni con prendas que sean semi formales. 

Ahora ve
Los mejores momentos de Carrie Fisher
No te pierdas