El ABC de los calcetines

Aprende a sacarle provecho a esta prenda para que tu look cause impacto.
-
Getty Images  -  (Foto: Getty Images)

Hace muchos años, los hombres no tomábamos en cuenta qué calcetines usábamos. Por lo general, buscábamos usar unos que fueran del color de nuestros pantalones. Con el paso del tiempo hemos aprendido a sacarle provecho a esta prenda.

Las reglas han cambiado totalmente. Para que los calcetines te ayuden a mejorar tu outfit te decimos 5 reglas que te permitirán verte espectacular y lo más importante: ¡nunca volverás a cometer errores de estilo!

1. Basic knowledge

Si lo que quieres es empezar a usar calcetines de colores en todos tus looks, tienes que aprenderte estas reglas de memoria. No quieras correr antes de aprender a caminar. Por otro lado, si a ti no te interesa arriesgarte pero quieres cambiar los errores por aciertos, pon mucha atención.

¿Cuántas veces has escuchado que los calcetines tienen que ser del color de tus pantalones o de tus zapatos? Esta es una de las primeras reglas que aprendemos como hombres. Las dos son válidas pero el resultado es diferente.  

Si optas por usar calcetines del mismo color de tus zapatos corres el riesgo de que el calzado se vea más grande o tosco de lo que realmente es. Tus pies también se podrían llegar a ver mucho más grandes de lo que son. Por otro lado, si buscas que el color entre tus calcetines y pantalones sea el mismo, obtendrás un resultado completamente positivo. Te verás más delgado y el largo de tus piernas aumentará. 

En conclusión: usa calcetines del mismo color de tu pantalón.

2. ¿Cansado de lo tradicional pero negado a lo atrevido?

Ok, ya eres especialista en el primer punto. ¿Qué sigue? Puedes empezar paso a paso. Si quieres llegar a usar happy socks como un experto o si quieres darle un pequeño y no tan exagerado giro a tu look, sigue este consejo.

Usa un traje gris y combínalo con zapatos del mismo color. ¿Qué hacer con los calcetines? Úsalos del mismo color (gris) pero de diferente tono. ¿A qué nos referimos con esto? Otro ejemplo. Si tu traje es azul marino, que tus calcetines sean azules pero no azul marino. 

Todavía no es momento de poner estampados. Es importante mencionar que en este tipo de combinaciones nunca es recomendable que tus calcetines sean mucho más claros que el resto de tu look. 

3. Regla de oro: ¡Nunca usar calcetines blancos!

No, no, no y NO. Los calcetines blancos sólo se deben usar para hacer ejercicio o para combinarlos con tenis, ¡nunca más! Ah, y sí los vas a usar con jeans y unos sneakers, ¡que sean cortos! Si tu look no es sport, ¡olvídate de ellos! No se ve bien y nunca se verá.

4. ¡Que empiece la diversión!

¿Ya dominaste los tres pasos anteriores y sí quieres darle un toque de color a tu look? ¡Muy bien! Para usar happy socks es importantísimo que no le tengas miedo a lo nuevo. Ahora, eso no es sinónimo de saturar tu look o intentar cosas que están mal.

Confía en tu instinto. Si no te sientes cómodo o no te convence cómo te ves, ¡cámbiatelos!

Incorporar calcetines de rayas, colores o rombos a tu look es bastante fácil, sólo tienes que estar pendiente de varias cosas. ¿Los quieres usar en un look formal? Si tu traje es oscuro (negro, azul marino o gris) y liso te recomendamos ser lo más creativo posible. Se vale usar calcetines con rayas, con rombos, con polka dots, etc. 

¿Qué colores usar? Aquí tenemos tres opciones. La primera: si tus calcetines tienen varios colores, intenta que los tonos combinen con el resto de tu look. La segunda: puedes optar por calcetines que hagan contraste con tu traje. La tercera: si tienes muy buen ojo para los colores y sabes crear combinaciones que nadie había pensado, sigue tu impulso. 

Ahora, si tu traje tiene algún tipo de estampado o detalle te recomendamos usar calcetines lisos. La elección de color la dejamos a tu criterio. 

Sobra decir que los happy socks pueden ser usados en looks casuales. Aquí no hay ningún tipo de instrucción, sólo te recomendamos que tengas cuidado y no abuses del color. Si vas a usar una camisa con estampado y unos pantalones de un tono llamativo no es buena idea sumarle colores a la ecuación. 

5. ¿Adiós calcetines?

Últimamente hemos visto increíbles outfits que no hacen uso de calcetines. ¿Lo quieres intentar? Hay una regla básica, usar un look formal sin calcetines es imperdonable. Sólo lo puedes hacer con outfits casuales o semiformales. No se vale ir a la oficina sin calcetines.

Si tienes algún evento que se preste, recuerda que tus zapatos tienen que ser muy cómodos. Si son nuevos o si tienen costuras, te pueden lastimar. Además, es importante que el zapato te quede perfecto, ni más chico ni más grande. Al no llevar calcetines, todos los detalles son muy notorios.

Ahora ve
No te pierdas