5 piezas de vestir que consiguieron enfadar a alguien

Cuando el estilo consigue romper esa delgada línea de cohesión social
-
El sombrero de copa (Getty Images)  -  (Foto: El sombrero de copa (Getty Images))

La moda es arriesgarse y, generalmente, el primero que lo hace consigue crear polémica e indignar a algunos. Aquí tenemos los 5 fashion-statements históricos que causaron más disturbios.

1. El sombrero de copa

50 libras esterlinas fueron las que pagó el barbero John Hetherington por romper la paz de la ciudad de Londres en 1797. ¿Su crimen? Llevar un sombrero de copa en público. Niños lloraron, perros ladraron y la gente le gritaba. Este tipo de "estructura en la cabeza creada para asustar gente", según los tribunales, fue prohibida en Inglaterra durante 50 años después del incidente.

2. Jersey de futbol

En un partido de futbol en 1910, el portero Leigh Richmond Roose insistió en llevar un jersey de su equipo, el Stoke, cuando jugaba en el equipo de los Port Vale como invitado. El problema es que el rival era el Stoke y los fans no se lo tomaron muy bien.

3. Faldas-Pantalón

Le Palace d'Opera de París vió en 1911 como una horda de filisteos de la moda fueron a destrozar la revolucionaria pieza de ropa conocida como falda-pantalón. Tiraron de los pelos a las modelos y rompieron sus atuendos hasta que los gendarmes intervinieron. La culpa la tenía un absurdo híbrido de falda con pantalón. 

4. Proto-Falda de tubo

Ay París, ciudad de juzgadores. En 1908, dos de las primeras mujeres que usaron la falda de tubo o de lápiz con sus parejas en una cita, tuvieron que volver a casa rápido. Cuando intentaban reservar en un restaurante, se agolpó una multitud que las insultó por provocar demasiado.

5. Sombreros de paja

En el Nueva York de los 20, bandas de jóvenes vándalos iban por las calles rompiendo sombreros de paja que se usaban fuera de temporada. Hicieron hogueras y atacaron a sus portadores. Todo porque a partir del 15 de septiembre se acababa el buen tiempo. En definitiva, unos verdaderos héroes de la moda.

Ahora ve
No te pierdas